Remontada en Alicante

El Madrid derrota al Hércules gracias a un gol de Di María y dos de Cristiano Ronaldo.

0

El Real Madrid, con un gol de Ángel di María y dos de Cristiano Ronaldo, remontó ayer ante un Hércules que se adelantó en el marcador nada más iniciarse el partido, pero que acusó el cansancio en la segunda mitad.

Los blancos no se habían colocado perdiendo en toda la Liga hasta que, a los tres minutos de acción, David Trezeguet, una auténtica pesadilla ‘merengue’ en sus temporadas en la Juventus, cabeceó de forma espléndida a la red un centro no menos bueno de David Cortés.

La sorpresa saltó pronto en el Rico Pérez, aunque el guión del encuentro no varió, puesto que ya se suponía que el conjunto de José Mourinho sería el que más tiempo tendría el balón, y el que buscaría la portería contraria con un interés mayor.

Con una diana a su favor, los alicantinos se vieron reforzados en su táctica de salir al contragolpe y se aplicaron en defensa, gracias a lo que complicaron los ataques del rival; la escuadra de Concha Espina no generó verdadero peligro hasta el minuto 22.

En esa jugada, Cristiano Ronaldo fue el encargado de examinar al meta Calatayud, quien luego también respondió con una gran intervención al disparo de Gonzalo Higuaín en el rechace.

El esférico pertenecía en esencia a los visitantes, pero sobre todo porque al adversario no le importaba esa situación. Cuando lo robaban, los anfitriones corrían y amenazaban por velocidad.

Ante la espinosa coyuntura, los pupilos de Mourinho, que se estrellaban una y otra vez contra el ‘muro’ local, probaban fortuna casi siempre desde fuera del área, y para colmo, con el punto de mira bastante desviado.

Sin embargo, y ya en la segunda mitad, uno de esos lanzamientos, realizado por Cristiano Ronaldo, no lo consiguió atajar Calatayud. Así, la bola quedó muerta a los pies de Di María, que no perdonó y empató.

El 1-1 lanzó al Madrid tanto como hundió al Hércules, que veía su trabajo desaprovechado debido a un fallo aislado. Esta circunstancia, unida a la fatiga acumulada por los jugadores de Esteban Vigo, provocó que los ‘merengues’ se volcaran sobre el arco rival.

Parecía que el 1-2 era una simple cuestión de tiempo y, ya sin Trezeguet sobre el césped, los visitantes lo rubricaron. Marcelo se sacó de la ‘chistera’ una fantástica acción que remató Benzema, sustituto de Pepe; Calatayud se lució, pero Cristiano Ronaldo convirtió el rechace en gol.

El propio portugués sentenció el compromiso con otra diana en el minuto 85.