‘Purito’ va muy en serio

El catalán da un golpe de autoridad en Jaca y Froome amenaza el favoritismo de Contador

0

El ciclista español Joaquim ‘Purito’ Rodríguez (Katusha) reafirmó ayer su liderato al apuntarse el triunfo en la sexta etapa de la Vuelta a España. Además, el recorrido de 175 kilómetros entre las localidades aragonesas de Tarazona y Jaca vio el primer síntoma de flaqueza de Alberto Contador (Saxo Bank).

Chris Froome (Sky) mostró sus credenciales para subir al escalón más alto del podio de la ronda nacional al lanzar un ataque demoledor que dejó atrás al ciclista de Pinto y a Alejandro Valverde (Movistar), que perdieron 18 y 10 segundos en meta, respectivamente, pero el catalán aguantó a su rueda y le rebasó para apuntarse la victoria de etapa.

En una subida final al Fuerte del Rapitán marcada por el asfixiante ritmo del Sky, cuando a Henao se le acabaron las fuerzas, fue su compatriota Urán quien dinamitó la carrera con un sprint espectacular que solo pudieron seguir su compañero y líder, Chris Froome, y un Joaquim ‘Purito’ Rodríguez que hizo buenos los pronósticos y ganó al británico gracias a su mayor velocidad y explosividad en los metros finales.

Eso sí, el corredor de origen keniata consiguió unos segundos muy valiosos respecto a los dos favoritos españoles, quienes se vieron sobrepasados y cedieron unos metros y un tiempo que deberán recuperar.

Al paso por Jaca, a cinco kilómetros de meta, el pelotón alcanzó a De Gendt (Vacansoleil), último superviviente de una fuga que se resistió a ser cazada y que estaba formada por Weening (Orica GreenEdge), Maaskant (Garmin Sharp), Van Leijen (Lotto Belisol) y Vandewalle (Omega Pharma Quick Step).

Las empedradas y estrechas calles de la ciudad pirenaica dieron paso a la corta e intensa subida al Fuerte del Rapitán, donde primero fueron los Movistar, con Beñat Intxausti, y luego los Sky con Henao y Urán los que marcaron un alto ritmo que descolgó al líder de Euskaltel, Igor Antón, y a los holandeses Bauke Mollema y Robert Gesink (Rabobank).

De hecho, muchos hombres fuertes ya se vieron cortados en la subida previa al Puerto de Ordel, también de tercera categoría, ya que el ritmo de las dos escuadras fue de infarto para dar fin a la fuga. Ya en la subida al Fuerte, volvieron a serrar los dientes y Henao y Urán se encargaron de reducir el grupo para facilitar la llegada a su líder, Chris Froome.

Y es que las empinadas rampas que llevaban a la meta, junto a la infinidad de curvas y una calzada estrecha no eran un buen escenario para una llegada masiva, sino para una lucha de tú a tú entre los más fuertes que, finalmente, fue para el catalán, que sale reforzado en la general y sobre todo a nivel moral ya que tenía esta jornada marcada en su calendario.

En cuanto a la etapa de hoy, habrá un nuevo descanso para el pelotón en este inicio tan movido de la Vuelta a España. En una etapa de 164,2 kilómetros entre Huesca y el circuito ‘Motorland Aragón’ en Alcañiz, los esprinters tendrán otra oportunidad para ganar antes de que la ronda se adentre en Cataluña y Andorra.