Piqué derriba el muro turco

España se consolida en el liderato de su grupo de clasificación para el Mundial gracias a un gol del defensa

2

España dio ayer un paso más hacia el Mundial de Sudáfrica tras ganar a Turquía, pero lo hizo en el partido más espeso de la ‘era Vicente del Bosque’ que desatascó el defensa del Barça Gerard Piqué.

La selección española, pese a no cuajar una actuación brillante, supo esperar su oportunidad para solventar la visita del difícil adversario, y así afrontar con más calma y una ventaja importante el encuentro del próximo miércoles en el Ali Sami Yen.

El gol de Piqué se produjo en un momento clave, al cuarto de hora del segundo período, cuando las prisas y los nervios podían llegar a las gradas y al campo.

Fernando Torres, en su regreso al Bernabéu, sacó una falta al borde del área, y el catalán, en su segundo compromiso con la ‘roja’, resolvió con acierto.

El dibujo táctico planteado por Del Bosque, asimétrico por la entrada de Santi Cazorla y el recurso al trío Xabi Alonso-Senna-Xavi en la medular, no dio la respuesta adecuada a las necesidades de la escuadra patria.

Turquía, semifinalista en la Eurocopa que coronó a España, demostró que es un rival a tener muy en cuenta. Sus hombres siempre luchan muchísimo.

Fatih Terim tenía la contienda perfectamente estudiada y supo frenar la salida de los jugadores españoles con Nihat y Semih Senturk. En el centro del campo, Mehmet Aurelio y Emre Belozoglu robaron muchos balones.

Nihat logró provocar un susto mayúsculo a los cinco minutos de encuentro, y Semih Senturk a los siete. España, en cambio, tardó 18 minutos en acercarse con peligro ante Volkan Demirel.

El equipo se mostró demasiado frío, lento, sin ritmo y errático. Xavi echaba en falta a su ‘socio’ Andrés Iniesta, cuya ausencia facilitaba la labor de contención de un oponente que no renunciaba al ataque. Las bandas apenas existían y la movilidad brillaba por su ausencia pese a los intentos de Torres y Villa.

El descanso activó algo al conjunto local, que ‘abrió la lata’ en la acción de Piqué. Terim, poco antes, había renunciado a su principal referencia ofensiva, ya que retiró del campo a Semih Senturk.

El 1-0 permitió a España asentarse mejor. La entrada del debutante Juan Manuel Mata por Villa dio un mayor equilibrio táctico.

ligera mejora. Sin alardes, pero con cierta claridad de ideas, la ‘roja’ buscó la diana de la sentencia ante un rival que perdió su rigor en la contención por el resultado. No la halló, pero no hizo falta.

Ahora el equipo nacional deberá acudir a Estambul, aunque saltará al césped con una notable ventaja. Turquía, sin embargo, está obligada a ganar, y, como quedó mostrado en el Bernabéu, con espacios es más vulnerable, y España puede aprovecharlo.