“Pelotari se nace“

el joven jugador de Vallelado Carlos Baeza habla de su experiencia en la Copa del Mundo.

Fútbol, baloncesto, tenis, atletismo, ciclismo… Son ramas deportivas que atraen a nuevos adeptos como un imán dado su continuo impacto en la actualidad de los grandes medios de comunicación. Lo difícil, y más en los tiempos que corren, es mantener viva la llama de los minoritarios e impulsar su futuro a golpe de méritos. En Vallelado, cuna de la pelota segoviana, hunde sus raíces Carlos Baeza, un joven jugador especialista en pala corta -de 21 años- que a finales de octubre disputó la VI Copa del Mundo en frontón de 36 metros en la localidad francesa de Anglet con la Selección Española y recientemente ha sido reconocido con el premio Pódium al mejor deportista promesa de Castilla y León.

La evolución que proyecta el valleladense no pasó desapercibida por el seleccionador nacional, José Luis Arcelus, y tras proclamarse campeón sub 22 el año pasado y llegar a semifinales del campeonato de España en su primera temporada en División de Honor con su club, el Puertas Bamar de Íscar, y a las de la Copa del Rey pasó a la lista definitiva para viajar a Francia junto al catalán de origen argentino Emiliano Skfuca y los navarros Alfonso Echavarren y Mikel Sanz.

El propio Baeza explica su experiencia con el combinado nacional, con el que logró la tercera posición y la consiguiente medalla de bronce: “Es una responsabilidad enorme representar a tu país. A nivel deportivo nos hubiera gustado llegar a la final, pero estoy contento con el rendimiento ofrecido a nivel personal. Hay un cambio de nivel grande y mi intención es continuar progresando. He subido mucho mi nivel y ahora hay que seguir trabajando duro”.

Venezuela, Estados Unidos y la anfitriona fueron los rivales en la fase de grupos. Frente al equipo galo, el segoviano tuvo una destacada actuación; pese a terminar perdiendo. Tras esta derrota, España se vio las caras a Argentina, la favorita, a la que no pudo superar y disputó el tercer y cuarto contra Cuba, obteniendo el metal de bronce.

Para la presente campaña, Baeza entrena con la mirada puesta en “la final del campeonato de España”, asegura. El año 2018, además, estará marcado por una cita de máxima envergadura en el mundo de la pelota: el Mundial que se celebrará en Barcelona del 14 al 20 de octubre. “Si las lesiones me respetan y la temporada va según las intenciones que nos hemos fijado, mi siguiente objetivo sería estar el Mundial”, reconoce el pelotari.

LOS INICIOS De familia aficionada a este deporte y siendo de Vallelado, no era difícil que Baeza cayera en los tentáculos de la pelota. Lo complicado era llegar a las cotas que está rayando en el panorama nacional. El jugador ahonda en sus comienzos: “Empecé haciendo atletismo, pero siempre me ha picado el gusanillo de la pelota y he jugado mucho. Cuando inicié la universidad tenía menos tiempo y tuve que decantarme por uno de los dos y elegí la pelota. Dicen que ‘pelotari se nace y pelotari se muere’”; y apunta: “Es un mundo que engancha y animo a todas las personas a que se acerquen a ver un buen partido. Seguro que vuelven”.

En cuanto al galardón de los premios Pódium, comenta: “Fue una sorpresa para mí al tratarse de un deporte minoritario. Estoy más contento por el reconocimiento que ha tenido la pelota que por haberlo conseguido yo”.

FuenteAlejandro Martín  SEGOVIA
Compartir