Mourinho se muestra convencido de que entrenará al Real Madrid

El luso dice que no ha hablado con ningún dirigente, pero añade que «se va a consumar»

0

El portugués José Mourinho declaró ayer que su contratación por el Real Madrid está «prácticamente arreglada» y se mostró dispuesto a trabajar para que el equipo sea la estrella y no sus jugadores o el entrenador.

En declaraciones a una televisión lusa, el aún técnico del Inter de Milán ratificó que su representante, Jorge Mendes, ha hecho las gestiones con el club blanco y a Moruinho solo le «falta encontrarse» con los responsables del equipo. «Pero la decisión es mía -puntualizó- no de él y quiero conocer a las personas, quiero sentir el pulso y saber exactamente lo que pretenden de mí».

Mourinho consideró «un desafío, un aliciente» entrenar al Real Madrid y aseguró: «Pienso que se va a consumar».

También apuntó que, aunque conoce las «condiciones estructurales» de ese trabajo, quiere saber «las mentales». «Qué me pueden proporcionar para no tener cualquier tipo de recelo sobre mi trabajo ahí», explicó.

El reto de que él entrene al equipo ‘merengue’ «es un desafío que la gente da como perdido», dijo Mourinho. «Es un perfil de club, no diré de jugadores, es más de grupo, -acotó- que no se encuadra muy bien en mi manera de trabajar y liderar».

«Para mí -añadió- es un reto jugar en un campeonato contra un Barcelona que hace 100 puntos y que es un ‘superequipo’ e intentar ganar una ‘Champions’ que ya no se gana hace ocho o nueve años».

Sobre las figuras que aglutina el club madrileño, Mourinho fue muy claro: «Las estrellas ahora son los del Inter, que son los campeones. Mi mensaje para los jugadores, si es que los voy a entrenar, es que las estrellas no son ellos, ni el entrenador, la estrella tiene que ser el equipo».

«Eso es lo que percibimos todos -abundó- cuando estaba en el Oporto, en el Chelsea o en el Inter, y cuando vemos eso las victorias van a llegar».

La victoria con el Inter en la final de la Liga de Campeones disputada en el estadio del Real Madrid es para Mourinho una buena señal.

«Si el Santiago Bernabéu va a ser mi casa por algún tiempo, está bien entrar con el pie derecho y tener la sensación, aunque no soy supersticioso de que aquí las cosas comenzaron bien y van a acabar bien», concluyó.