Mourinho juega al despiste

El luso sostiene las incógnitas sobre su futuro en el Madrid en la previa del duelo ante el Betis.

0

El futuro de José Mourinho ha ocupado gran parte de la semana previa al encuentro que los blancos disputan hoy en su estadio frente al Betis, porque los rumores que apuntan a una más que posible marcha del luso al final de esta campaña cada vez son más insistentes. Para tratar de calmar los ánimos, el propio entrenador del Real Madrid compareció ayer ante los medios, un hecho poco usual en el campeonato doméstico. Así, el míster de Setúbal subrayó que, tras finalizar la temporada, se sentará con el club para hablar de su situación y tomar «una decisión buena para todos», aunque volvió a rechazar hablar sobre si tiene o no la intención de permanecer en la entidad madridista el próximo curso.

«Lo importante es llegar a la final de Champions, ganar al Betis y ganar la final de Copa. Después ya tomaremos una decisión buena para todos», declaró. Además, negó que estuviese «infeliz» en el banquillo blanco. «Me podrá gustar más o menos un cosa, pero pasa en todos lados; no existe el club perfecto ni el entrenador perfecto. Vamos en dirección de intentar terminar la temporada bien y conseguir cosas que están todavía lejos. Estamos a dos partidos de la final de Wembley. Luego, sin la presión del trabajo del día a día y de los resultados, llegaremos a conclusiones», explicó.

El preparador luso reconoció que no entiende que se esté hablando ahora de su futuro: «Continúo haciendo mi trabajo lo más tranquilo posible. Intento que la gente trabaje. Si estuviéramos en este momento jugando por nada entendería que se buscaran noticias ajenas al fútbol, sin la pasión que debe tener la gente por el Madrid en el momento que estamos ahora. Pero, en la actualidad, basta con hablar de fútbol y de la emoción de estas fechas».

En cuanto al rival de hoy en el Santiago Bernabéu, el Real Betis, el técnico portugués indicó que «es muy buen equipo, con buenos jugadores, buen entrenador y buena mentalidad. Juegan un fútbol adaptado a ganar partidos fuera. Tiene gente con capacidad de solucionar situaciones en posición ofensiva». De hecho, el ‘merengue’ mostró su deseo que el cuadro de Pepe Mel «termine bien la Liga».

No quiso el preparador madridista desvelar si Cristiano Ronaldo jugará de inicio ante el equipo andaluz o si reservará a su estrella, aunque apuntó que «está convocado». «Los que no jugarán seguro son los que no están en la lista por lesión o por sanción, como Xabi Alonso. Tampoco Khedira y Ramos», afirmó el luso.

No obstante, no tuvo problemas en confirmar la suplencia de Íker Casillas que «estará en el banquillo». «Juega Diego López, pero Íker está en perfectas condiciones para saltar al campo. No será una sorpresa para mí si un día está para jugar. Es perfecto que los dos estén en condiciones», señaló.

Entre el futuro de Mourinho y el decisivo partido del miércoles ante el Borussia Dortmund, parece que de lo que menos se habla en Concha Espina es del Betis. Y los andaluces quieren aprovechar esa circunstancia para intentar sacar un buen resultado de la capital que les permita dormir en posiciones europeas. Y es que los béticos están a solo dos puntos del Valencia, en la sexta plaza, y a seis de la Real Sociedad, cuarta y marcando la frontera de la próxima Champions. Con siete jornadas y 21 puntos en juego, una hazaña en el feudo blanco les permitirá seguir bien vivos en esta lucha con varios contrincantes.

«Somos cabezones e intentaremos demostrar que sí tenemos opciones. Es un partido difícil, en el que todo el mundo da por hecho que perdemos», aseguró el técnico del Betis, Pepe Mel, que recordó que la pasada temporada su equipo «estuvo en el encuentro durante muchos minutos».