Messi acaba con el Racing

El argentino lidera la victoria del conjunto azulgrana, que se coloca como líder en solitario

0

El juego coral del equipo y la genialidad del solista Leo Messi. Con eso se bastó el Barcelona para golear ayer al Racing, aumentar a 21 el número de tantos a favor en casa en cuatro partidos y continuar al frente de la clasificación.

Y todo ello en un partido después del parón de selecciones y con el temido ‘virus FIFA’ en la cabeza de los aficionados y en las piernas de los futbolistas. La ‘Pulga’ anotó dos tantos y ya suma 10 en el día que regresó Iniesta, después de un mes de baja a causa de una lesión muscular.

10 minutos y aún no había aparecido. Es más, en ese tiempo su equipo había estado desaparecido, el Racing, contra todo pronóstico, hasta se había acercado más a la meta de Valdés y, para colmo de males, Piqué, lesionado, ya había sido sustituido por Abidal.

Uno más y había decidido solventar las angustias de los azulgranas. Prácticamente en su primera intervención, en su primera conexión con Iniesta, Leo Messi levantó al público del Camp Nou y marcó un gol de bandera.

Ante una nube de defensas, Leo buscó a Andrés, el manchego encontró a su compañero, que se coló entre dos defensas, con una finta sentó a Toño y marcó a puerta vacía (1-0, m.11).

Messi, tras una jugada con Villa, pudo marcar el 2-0 dos minutos más tarde. Sin embargo, el escenario apenas varió. El Racing seguía parapetado, fiel al planteamiento defensivo de Cúper, y al Barça no se le veía muy fino.

Así ocurrió en el minuto 28. Pedro progresó por la banda izquierda y Xavi, sin marca, remató de cabeza desde el área pequeña. El 2-0 ya fue una losa para los cántabros. El Barça empezó a sentirse más cómodo y empezaron a llegar más ocasiones. Pedro, Puyol, Villa y Messi tuvieron el 3-0 en sus pies antes del descanso frente a un rival desbordado.

La inercia del fútbol catalán apuntaba a goleada en la segunda mitad, pero el equipo de Guardiola decidió no apurar más sus opciones, a pesar de contar con unas cuentas ocasiones para ello.

Messi volvió a liderar el ataque e incluso reclamó un penalti claro en el minuto 67. Sin embargo, la jugada del segundo tiempo fue un espectacular regate de Iniesta que precedió el 3-0. El de Fuentealbilla elevó el balón ante un defensa y remató al palo, y el rechace lo aprovechó el sudamericano.

Entraron Keita y Adriano por Iniesta y Pedro. El Racing, que aguantó como pudo, intentó jugar más en el campo rival en el último cuarto de hora, pero sin éxito.

Los locales, en alguna contra, pudieron incrementar su cuenta, especialmente Messi, Villa e incluso Abidal, en un espectacular remate de chilena que detuvo Toño (m.84). El 3-0 prolonga la racha de goleadas del Barça en casa, ya que, desde que ha empezado la Liga, ha derrotado consecutivamente en el Camp Nou al Villarreal (5-0), Osasuna (8-0), Atlético de Madrid (5-0) y Racing (3-0). 21 goles a favor, ni uno en contra.