Marcelo: «Me equivoqué»

El lateral del Madrid pide perdón por sus burlas al ‘Cata’ Díaz y acatará cualquier sanción.

0

El lateral del Real Madrid Marcelo pidió ayer perdón a su club, al Getafe y a su jugador ‘Cata’ Díaz por la imagen que ofreció al provocar a sus rivales y sacarles la lengua tras derrotarles el pasado martes (3-2), y se puso en manos de la directiva para ser sancionado.

El brasileño ofreció sus disculpas, aunque desmintió que uno de los gestos provocativos fuese llevarse las manos a los genitales. «No hice eso. Estaba corriendo, escapando porque el ‘Cata’ venía hacia mí. La lengua sí la saqué. Me equivoqué y pido perdón. Solo el que está dentro del campo sabe lo que pasa por nuestra cabeza. Estaba caliente y si mi club me quiere sancionar estoy dispuesto a asumir la multa», aseguró.

Marcelo se mostró arrepentido de sus actos. Reconoció que entre las personas que han hablado con él en las últimas horas para comentarle su error destacan las palabras de su capitán, Raúl González.

«A veces uno se equivoca, yo lo he hecho y sé que no hice una cosa propia de un jugador del Real Madrid. Tenía conciencia de lo que estaba haciendo, sabía que estaba equivocándome, pero el partido fue muy duro y tenía la cabeza caliente. Por eso pido perdón».

«He hablado con Raúl, me ha dicho que soy muy joven, que tengo una carrera muy larga y que hay cosas que aprendes cuando te equivocas. También me regañó porque es una cosa que aquí, ni en ningún club de primera línea, se puede hacer», añadió.

El ‘carioca’ explicó lo que se le pasó por la cabeza en ese momento: «Estaba con mucha ilusión después de ganar y me equivoqué, porque las cosas, ganes o pierdas, deben quedar en el campo».

«Nunca en mi vida había visto un choque como el del pasado martes, con dos goles increíbles de Guti e Higuaín. Estaba con la cabeza caliente y aunque el club no me ha comunicado ninguna sanción, la entendería y aceptaría porque me equivoqué. Así aprendo», puntualizó.

Centrándose en lo deportivo, lamentó que el Barcelona no fallase ante el Sevilla, equipo del que precisó que pensaba que «podía hacer mucho más», y prometió lucha «hasta el final del Real Madrid por ganar la Liga».

«Estoy en un buen momento de forma y quiero seguir mejorando. No creo que la polémica me afecte porque ya pienso en lograr los tres puntos frente al conjunto hispalense. Será otra final», opinó.

Marcelo confía en los jugadores que sustituirán las importantes bajas de Pepe en defensa y de Robben en ataque. Apeló a la «unidad» como el secreto del éxito, y mandó un recado a los rivales que se enfrentan al Barcelona con una actitud y que días después cambian ante el Real Madrid.

«Todos los equipos quieren gananos. Ya lo vimos frente al Getafe, y seguro que en Sevilla no va a ser distinto. El escudo del Real Madrid vale mucho y todos quieren ganarnos», concluyó.

Por otro lado, la plantilla ‘merengue’ se ejercitó en Valdebebas con las ausencias de los lesionados Heinze, Robben y Sneijder, que se ejercitaron en el gimnasio, mientras que el holandés Huntelaar trabajó en solitario.

El ariete, con molestias en el abductor que le hacen ser duda para medirse al Sevilla, se ejercitó a las órdenes de uno de los preparadores físicos.

Mientras tanto, Pepe regresó a los entrenamientos visiblemente afectado después de convertirse en triste protagonista de la victoria contra el Getafe por agredir a dos rivales e insultar a los árbitros.

Después de refugiarse el pasado miércoles en su domicilio, el portugués recibió en el interior de los vestuarios apoyo y muestras de cariño. Sobre el césped se vio a un jugador alejado de su habitual imagen. El central blanco espera la sanción económica del club y varios partidos de suspensión del comité de competición, que se reunirá hoy.