La ventaja volvió a ser insuficiente

El Segovia Futsal desaprovechó un 3-0 para acabar cayendo en los últimos segundos ante el Cartagena.

Echando un vistazo a la crónica de hace dos semanas del partido del Segovia Futsal y el UMA Antequera, existen varias similitudes con esta, que relata lo sucedido ayer entre el equipo segoviano y el Plásticos Romero Cartagena.

Y es que, tanto en una como en otra, a los de Carlos Sánchez se les escapó el encuentro a pesar de contar con ventaja en el marcador durante buena parte del choque. Pero lo acontecido ayer frente a los cartageneros clama al cielo ya que, no solo el Segovia Futsal desperdició un 3-0, sino que, por si fuera poca desdicha, encajó el gol de la derrota cuando quedaban 13 segundos para el final. Una verdadera lástima para un equipo que no mereció un castigo tan cruel.

La mala suerte ya comenzó para los locales antes de empezar a jugar, ya que sufrieron la baja de Castilla durante el calentamiento previo al partido. El jugador cayó lesionado en el isquiotibial.

El encuentro fue una locura durante un primer minuto en el que se vio una ocasión muy clara, la de los visitantes en su primer ataque, con un tiro cruzado; y un gol, el de Bingyoba para los segovianos, tras bajar un balón y definir desde la posición de pivot dentro del área.

El Segovia Futsal salió como una centella, sumando una multitud de ocasiones claras para lograr el segundo gol en un espacio de tiempo muy corto. De esta manera, desde el minuto 2 al 6 se pudieron contar las de Javi Alonso; Iván, tras un rechace; Bingyoba, que cruzó el balón y no llegó Iván; Jorge, de jugada personal; y Juanlu, con un tiro lejano que despejó Paco Pepe.

Una vez se calmó la situación, los locales no se amilanaron a la hora de presionar la salida del balón cartagenero, sin descuidarse atrás y creando rápidas transiciones hacia adelante. La posesión, eso sí, pertenecía al Plásticos Romero.

Así, tras un periodo sin ocasiones del Segovia Futsal, en el 12 los de casa volvieron a disfrutar de una clara, de Adelberto, culminando con un tiro cruzado una jugada personal desde la cancha contraria. Poco después, en una acción parecida, la tuvo Javi Alonso, desde el otro lado.

El portero Mordi, que se sumó al ataque en el minuto 17, probó a su homólogo Paco Pepe, que estuvo atento al despeje. Fue el aperitivo servido antes del segundo gol del Segovia Futsal, obra de Jorge Jimeno tras recibir un balón recuperado por Javi Alonso.

SEGUNDA PARTE

Tras el descanso, y para tranquilidad de los segovianos, a pocos segundos de la reanudación Bingyoba convirtió a puerta vacía el 3-0, tras la jugada de Juanlu por la derecha.

Pero, cuando parecía que con esa ventaja el Segovia Futsal podía respirar, el Plásticos Romero Cartagena tiró de veteranía para recortar las distancias, primero con el gol de Javi Matía en el 22; y después, con el de Pedreño en el 24.

Con el partido muy abierto de nuevo, los locales se volcaron para conseguir un cuarto gol que le quitara de en medio los nervios. Y tuvo oportunidades para ello, alguna de ellas muy claras, como el disparo al palo de Villoria.

El encuentro se volvió brusco, intenso, y pronto se cargaron de faltas los dos equipos, con cuatro para cada uno acumuladas en muy poco tiempo. El gol podía caer de cualquier lado.

A falta de 5 minutos los cartageneros pusieron en la cancha a Javi Matía de portero jugador, y les salió muy bien la estrategia. La insistencia de los visitantes tuvo sus frutos, y culminaron la remontada (3-4).

Carlos Sánchez jugó con la misma moneda, y puso a Javi Alonso de portero jugador. Así, Jorge Jimeno marcó el 4-4 tras rebotar en su pierna un tiro de Charli. Quedaba algo más de un minuto, toda una eternidad en un partido de fútbol sala. Aún hubo tiempo para un palo de Pedreño y para el desenlace final, con el 4-5 de Sergio a puerta vacía.

FuenteD.L.P. 
Compartir