La superioridad del Viveros Herol Nava se hizo patente en los últimos minutos

Tras un partido muy disputado el conjunto navero doblegó al Panelais Ciudad de Salamanca por la mínima diferencia de un gol tras remontar un resultado adverso.

0

No fue una de la mejores tardes del conjunto segoviano de Nava de la Asunción, que logró la victoria por un gol ante el Panelais Ciudad de Salamanca, en buena medida porque, a pesar de mover bien la jugada en ataque, los naveros no consiguieron romper la barrera que ofrecía el guardameta local David Mellado, que se convirtió en una pared neutralizando muchos de los lanzamientos de sus rivales. No obstante los visitantes dominaron la primera parte e hicieron patente su superioridad en los últimos minutos de juego tras superar momentos que le tuvieron asfixiado con cuatro goles en contra. Reaccionó a tiempo volviendo a tomar las riendas y logró marcar el gol de la primera victoria fuera de casa.

Partido intenso por la rivalidad existente, y ante un marcador que osciló con diferencia de hasta cuatro goles hacia un lado y otro. En los primeros 30 minutos de juego la parte más positiva sería para el equipo segoviano, aunque hubo tira y afloja con empate de goles en el marcador (8-8 al minuto15); es a raíz de este momento cuando el Nava pega el tirón para alejarse de su adversario con más oportunidades de gol a pesar de que no todas entran ante las acciones del guardameta del Panelais que protege con sumo acierto su portería. Aún así los visitantes tienen aciertos en las jugadas que promueve Carlos Villagrán desde el centro, con lanzamientos propios, que culmina Alberto García desde el extremo y Carlos Domínguez desde el lateral izquierdo, más los pases a los pivotes Darío y Gamarra, a los que se suman los contraataques de Bruno. Todo ello en conjunto otorga al Nava una ventaja de tres goles que se quedarán en dos al final de este período (16-18).

Los inicios del segundo tiempo traerán consigo una reacción del equipo local que dará la vuelta al marcador. David Mellado continúa acertado en la portería y las acciones hacia el pivote Sebastián Elena, son cada vez más certeras y cuando no las penetraciones del extremo Cristian Raimundo, convierten en coladero la portería navera. La defensa local, con un 5-1, no sólo coge el sitio al juego de ataque visitante, sino que además aprovecha los desaciertos de los lanzamientos de éstos para salir muy rápido al contraataque, lo que les lleva a liderar el marcador con cuatro y tres goles a favor.

Los charros ven cercana una victoria importante para ellos porque las jornadas que vienen le son muy complicadas y necesitaban de esta victoria en casa. Por contra al club navero el partido se le pone cuesta arriba y complicado de remontar, pero el Nava es experto en solventar situaciones adversas en los últimos minutos de juego y comienza a retomar posiciones de nuevo con Carlos Villagrán, Carlos Domínguez, que tomo con acierto el relevo de puesto de Ismael, y Alberto García a la cabeza para, poco a poco, reventar el esquema defensivo local y marcar una superioridad decisiva hasta conseguir la victoria aunque fuera por la mínima diferencia. Para el técnico del Nava, Nacho González, no se hizo un buen partido, pero ganar fuera de casa significaba que “el equipo funciona y se trabaja bien”.