La Segoviana se juega el play off con cuatro partidos en once días

Los azulgrana, que reciben esta tarde al Villaralbo, quieren hacer valer su buen momento en casa, donde también disputarán otros dos encuentros a lo largo de la próxima semana.

0

Tras dos meses de tardes mejorables a domicilio en las que buscar una lectura favorable, bien fuera por el futuro o por la inconsistencia de los rivales, la Gimnástica Segoviana se prepara para desvelar su novela de fin de curso. Intratables y vencedores en sus últimos ocho partidos como locales, los azulgrana jugarán ocho partidos en los próximos 11 días, tres de los cuáles serán en La Albuera. El atracón comienza esta tarde (18:00) con la visita del Villaralbo; 48 horas más tarde, visita al Burgos Promesas antes de recibir el próximo jueves a la Cebrereña, en el partido aplazado por la huelga federativa de febrero, y el domingo al Mirandés B. El técnico, Santi Sedano, traslada su convencimiento en sus jugadores en un tramo decisivo por el cuarto puesto: “El aspecto experiencia te permite sacar lo mejor de tus capacidades, tanto a nivel individual como grupal, tras afrontar situaciones es estrés y necesidad. Yo en ese sentido confío mucho en bastantes jugadores de la plantilla, que tienen una experiencia positiva de la que se ayudan los jóvenes”.

Un calendario tan apretado pone a prueba la resistencia de cualquier plantilla candidata. La Segoviana, quinta a dos puntos del Becerril, cuarto, mezcla la fatiga de los fijos con la frescura, física y anímica, de los más jóvenes. “Hay jugadores que llevan casi 3.000 minutos y más de 150 entrenamientos. Todo eso pasa factura, pero entiendo que podemos llegar bien para competir en este tramo”, añade el preparador, que valora positivamente a “la mejor plantilla con la que podíamos contar” y la irrupción de los jugadores jóvenes, como Ivi, autor del único tanto el domingo 12 ante el Ávila. “Una parte de los 51 puntos que tenemos hay que dársela a ellos”.

De momento, el Villaralbo

Con la visita al Burgos Promesas a 48 horas vista, Sedano quiere aplicar la filosofía del corto plazo. A las sanciones de Rober y Manu, que cumplen ciclo de tarjetas, hay que añadir los problemas de rodilla de Xavi y una microrotura en el gemelo del propio Roberto. Es previsible que los juveniles Ivi y Guille completen la convocatoria, con la titularidad de Chema en el aire. “Está entrenando muy bien y cada día está mejor de su lesión”.

El Villaralbo, un rival que tan solo ha perdido dos partidos en 2015, plantea una gran fiabilidad defensiva y mezcla la apuesta directa con tramos de juego más combinativo. “Tiene muy buenos jugadores que quizás se adaptaron un poco tarde a la competición, con futbolistas que han estado en superior categoría y con play off a sus espaldas”. A las caídas de jugadores muy verticales como Ramón y Edu, añade el buen toque de centrocampistas como Miguel o el golpeo y nómina de rematadores a balón parado. “Nos va a exigir mucho, y por eso solo nos debemos centrar ellos”.

Cambio de rutina, de entrenar a competir

Sedano buscará mantener en lo posible su preparación en este tramo de congestión. “La preparación me gusta hacerla partido a partido, viendo las necesidades del equipo. El hecho de que estas jornadas estén tan seguidas nos va a impedir entrenar mucho, nos toca competir y llegar a las mejores condiciones a los partidos, así que van a ser sesiones de recuperación”. Lo excepcional de este tramo plantea una cierta incertidumbre individual. “No estamos acostumbrados, así que buscaremos el término medio entre que se recuperen para el próximo partido y estén activado para poder competir”.

La exigencia del tramo final también pondrá a prueba la resistencia anímica de los azulgrana. “Intento ilusionar a los chicos con que es un premio precioso y estamos capacitados para ello, quitando un exceso de presión que les pueda perjudicar”, señala Sedano. El objetivo de todo cuerpo técnico tiene la exigencia casi matemática de buscar el máximo rendimiento, alejando las perturbaciones del entorno y de cualquier pensamiento futuro. Cada partido son tres puntos, y toca ejecutar el plan lo mejor posible, una maquinaria que también requiere de combustible emocional. Esta tarde, el primer deseo.