La Segoviana juega en Soria ante un Numancia B siempre peligroso

Abraham García recupera a Domingo para el centro del campo, y a Ayrton en el ataque

1

En el último partido de la pasada liga regular, donde pocas cosas había en juego puesto que la Segoviana ya estaba clasificada para el play off, y el Numancia B hacía varios partidos que se había quedado sin aspiraciones de promoción, azulgranas y sorianos acabaron casi a tortas después de que el filial derrotara a los segovianos por 1-2 tras un encuentro que tuvo más de un ‘pique’, un hecho ciertamente inusual en dos equipos que gustan de jugar al fútbol antes de meterse en otras batallas.

Ha entrado una nueva temporada, y de aquel partido no queda más que un cierto regusto amargo de una derrota que llegó en la última acción del choque. La Segoviana no es precisamente un equipo nuevo, ya que la mayoría del plantel se mantiene con respecto al año pasado, pero el Numancia B sí ha cambiado a buena parte del conjunto, además de a su entrenador. Ello no ha impedido a ambos conjuntos iniciar la Liga en buena forma, los azulgrana con solo una derrota en la primera jornada, y tres victorias consecutivas, con récord goleador incorporado, y el filial soriano con sensaciones algo contradictorias tras los dos últimos partidos, saldados con un empate frente al Unionistas, y una derrota en Astorga.

Aún así, Abraham García calificaba (y con razón) el encuentro de esta tarde como un ‘súper’ partido, el más complicado después del que se jugó en Astorga, y por ello el conjunto azulgrana ha redoblado sus esfuerzos con el fin de llegar en el mejor momento posible al choque, para el que el técnico recupera a Domingo, cumplido el partido de sanción por la expulsión que vio en Villaralbo, y posiblemente a Ayrton, que llegará con todas las ganas después de ver cómo sus compañeros se han hinchado a meter goles en su ausencia.

La duda que maneja García es la de Dani Calleja, que durante la semana se ha entrenado a menor ritmo por culpa de la contractura que le mandó a los vestuarios apenas cumplido el primer cuarto de hora del partido ante el Burgos Promesas. La primera intención es la de no forzar al jugador, y menos cuando de lesiones musculares se trata, porque es preferible no contar con su calidad una semana por precaución, que arriesgarse a perderle durante un mes. El resto de la convocatoria no diferirá demasiado de la que puso en juego el técnico el pasado domingo, y el once inicial tampoco será muy distinto teniendo en cuenta el juego que está desplegando la Segoviana en las últimas fechas. Aunque contra el Numancia B no parece que sea tan relativamente sencillo como fue ganar en los dos últimos compromisos