La Segoviana examina su crisis a domicilio en un envite decisivo

Los de Sedano, derrotados en sus últimos tres desplazamientos, buscan recuperar la confianza visitando al Almazán, quinto clasificado, en un choque clave por el play off.

La Gimnástica Segoviana se cuestiona si mantener fuera de casa los valores que hacen de La Albuera un campo inexpugnable es una fortaleza o una temeridad. El calendario reduce el margen para probaturas en un equipo que ha perdido sus tres últimos envites a domicilio y que no regresa a Segovia con tres puntos en la mochila desde el 25 de enero. “Afrontamos el partido con ganas, pero también con el miedo de estar fallando fuera, quizás porque queremos jugar como en casa y, ya sea por el rival o el césped, puede que debamos buscar otras alternativas”, analiza Dani Calleja. Su entrenador, Santi Sedano, valoraba en la tarde de ayer las opciones para variar su planteamiento en un viaje vital a Almazán, quinto a dos puntos de la Segoviana, que afronta la cita con un amplio parte de bajas.

La mala línea de resultados no es tanto una representación del juego como un castigo, a veces excesivo, a los malos momentos. “No tenemos continuidad. Sí que hacemos ratos buenos, a veces más fuera que en casa, pero si nos meten un gol se nos pone el partido cuesta arriba y ya no hay manera. Es mucho de cabeza, sobre todo cuando te ha pasado en otros partidos”, explica Calleja. Pese a su buen juego ante Arandina o Numancia B, los azulgrana cayeron por tantos a balón parado y no supieron trasladar su dominio al marcador. Peores fueron las sensaciones en Becerril, un partido en el que el segundo tanto palentino desarmó anímicamente a la Segoviana. “Este vestuario sabe luchar contra todo. Si perdemos el domingo, el martes ya estamos otra vez peleando. Lo hablaremos antes del partido, pero si luego nos meten un gol a los cinco minutos tendremos que demostrarlo”.

A ganar… con orden

A falta de concretar los ajustes, Sedano tenía clara la necesidad de evitar errores en el posicionamiento: “Fuera de casa nos generan algunas ocasiones evitables. Necesitamos más atención y orden para reducir las opciones del rival”. El técnico asume las particularices de un campo pequeño y lo excepcional de una semana corta. “Somos conscientes de la importancia del partido y de que necesitamos subir el nivel fuera de casa para garantizar un mejor resultado”.

La Segoviana viajará sin Anel, sancionado, Xavi, que no se ha recuperado de sus molestias en la rodilla, Ricar, por motivos personales, ni Chema, que está protagonizando una recuperación portentosa de su rotuna en el bíceps femoral y podría volver la próxima semana contra el Ávila. “Es muy difícil encontrar un jugador como Chema”, destaca Sedano. Pese a los inconvenientes y las exigencias defensivas ante un equipo que destaca por su contragolpe, la victoria no es negociable. “Somos de intentar siempre llevar la iniciativa y atacar para ganar, pero tenemos que prestar especial atención a que no nos sorprendan con su principal virtud”.

Un rival en cuadro

La expulsión de Diego, su portero, en el triunfo ante el Mirandés B es solo el primer problema de un equipo que no contará con Culebras y Nacho, su goleador, por vacaciones, ni Nahuel, lesionado. Otros como Gonchi llegan entre algodones. “Los clubes humildes notamos cada baja, pero queríamos dar a los chicos cuatro días de fiesta antes de que terminase la temporada. Les habríamos perdido igual si hubiéramos jugado el domingo”, explica el técnico del Almazán, Luis De Diego.

El equipo soriano, que contaba este año con siete jugadores que han subido al equipo tras su etapa en juveniles, mantiene unas aspiraciones con las que no contaba. “Era arriesgado meterles directamente en Tercera, pero me están sorprendiendo. Queremos mantener la ilusión, soñar no cuesta dinero”, explica De Miguel, que respeta la trayectoria de la Segoviana: “Cuando hay un partido importante, ellos tienen esa veteranía que nos falta al grupo perseguidor”. El técnico busca una inercia positiva para alcanzar la cuarta plaza y jugar el play off. “El equipo que coja una racha de tres o cuatro partidos es el que se va a llevar el gato al agua”. En eso está también la Segoviana, y eso se consigue sumando a domicilio.