La prueba atlética de Los Molinos se celebrará ‘entre dos luces’

La carrera pedestre de casi 10 kilómetros de longitud que se disputa por los parajes riazanos tendrá lugar el próximo sábado 16 y se pretende que termine de noche

0

La nueva edición de la tradicional carrera riazana Los Molinos-Villa de Riaza se llevará a cabo el próximo 16 de abril con salida desde la Plaza Mayor. La carrera de este año contará con la novedad de realizarse entre dos luces, pensada para que se dé inicio habiendo aún luz y su entrada a meta se haga de noche.

Ya queda menos para celebrar un año más la carrera pedestre Los Molinos-Villa de Riaza. El recorrido de este año que discurrirá a lo largo de aproximadamente 10 km, pensado para que todos los atletas pasen una tarde-noche divertida disfrutando del monte y las luces de la Sierra de Ayllón. Esta prueba forma parte del amplio calendario deportivo riazano, que tiene establecidas pruebas de alto nivel competitivo junto con otras de carácter aficionado. El compromiso de Riaza con la práctica deportiva queda patente una vez más y esta carrera es una muestra de ello. Se ha buscando la innovación y la originalidad en su nueva programación, al tratar de desmarcarse del numeroso tipo de pruebas similares de corta distancia que han proliferado en los últimos años. Los amplios horarios laborales y las pocas horas de luz durante el invierno han hecho que muchos aficionados al running, que no quieren dejar de practicar deporte, hayan empezado a disfrutar de su afición en horas nocturnas. Cada vez es más habitual ver corredores con frontales luminosos por los parques y sendas de los pueblos y ciudades. De esta manera, la intención del Ayuntamiento con esta nueva programación ha sido dar una opción de prueba competitiva a lo que se ha convertido ya en una práctica deportiva frecuente.

El recorrido partirá de la Plaza Mayor de Riaza a las 20:30, todavía con el sol alumbrando los parajes riazanos, se saldrá hacia la carretera vieja de Riofrío por las calles de la localidad siempre en ligero ascenso. A penas 1’5 km después los corredores se adentrarán en la senda que conduce primero hasta el Tercer Molino, superando un pequeño repecho y una sencilla bajada hasta el puente de madera. En este punto cuando comienza la parte más exigente y técnica de la prueba, 3 km de subida, con alguna zona de fuerte pendiente y dos trialeras que conducirán a los corredores a la pista forestal que une el parque recreativo de Hontanares con Riofrío de Riaza, poco a poco irá anocheciendo y los frontales harán su acto de presencia. En este punto se girará hacía la izquierda, sentido Hontanares, buscando alcanzar la Pradera Grande, superando tres fuertes repechos de 400 metros. Esta parte del recorrido permitirá ver a los runners impresionantes vistas de la puesta de sol con la Estación de La Pinilla como marco de postal. Desde la Pradera Grande apenas 3 km restan para concluir el reto, dos de ellos de fuerte bajada hasta La Charca, 400 metros de subida hasta Las Herrerías y la última parte del recorrido, ya por las calles de la Villa de Riaza, hasta regresar de nuevo a la Plaza Mayor.

El 16 de abril la luna estará en su fase de cuarto creciente y en caso de noche despejada aportará algo de luminosidad a la carrera. Los horarios de la prueba están establecidos de acuerdo a las horas del ocaso y del crepúsculo proporcionados por el Observatorio Astronómico Nacional. La novedad y una buena jornada deportiva están aseguradas. Toda la información está disponible en la página web del Ayuntamiento de Riaza.