La portería se encogió en el empate a cero entre la Segoviana B y el Villamuriel

0

Empate sin goles entre la Gimnástica Segoviana B y el Villamuriel en el partido celebrado ayer en el campo de Nueva Segovia, bajo un incómodo viento que dificultó el correcto desarrollo del juego.

Sobre el terreno se encontraban dos equipos muy distintos. Por un lado, un filial gimnástico con jugadores muy jóvenes, que se enfrentaba a un experimentado Villamuriel, con mucho oficio en sus filas.

En cuanto a los primeros minutos del choque el equipo de casa empezó tocando desde atrás con mucha paciencia, pero con apenas profundidad, ya que el balón pocas veces pasaba del centro del campo. Así, las ocasiones de gol más o menos peligrosas se contaban con los dedos de una mano, y la primera de ellas tardó en llegar nueve minutos cuando Chopi se escapó por la derecha y centró hacia Nacho, cuyo remate de cabeza rebotó en un defensa y se marchó a córner. Justo después, el Villamuriel la tuvo, en las botas de Butra, pero su control dentro del área se le fue largo.

Hubo que esperar hasta el minuto 24 para ver la siguiente oportunidad de ataque para los segovianos, con un lanzamiento de falta que acabó en un remate a los pies del portero.

Transcurrida la primera media hora los palentinos empezaron a venirse arriba y, tras el cabezazo de Jesús atajado por el guardameta Mario, disfrutaron de la ocasión más clara del partido: un remate al palo de Landir. Pero ahí no quedó la cosa para los visitantes, ya que Adrián se plantó solo desde la izquierda pero, por fortuna para el equipo azulgrana, no acertó a controlar en los últimos metros y perdió la pelota.

A pesar de todo, la última jugada de ataque de la primera parte fue para los de casa, cuando Javi se escapó desde el centro del campo y acabó con un disparo que se marchó a saque de esquina. Un córner que fue rematado por PJ, pero demasiado alto.

Tras el descanso el encuentro fue mucho más abierto, con la Segoviana B tirando más del contragolpe. Así llegó el tiro lejano de Nacho, que detuvo el portero por abajo.

Por su parte, el Villamuriel adelantó la línea de presión, dificultando a la Gimnástica a la hora de sacar la pelota controlado desde atrás y consiguiendo, de esta manera, robar más de un balón peligroso.

El recién salido al campo Edu tuvo una buena oportunidad aprovechando un error de la defensa del Villamuriel en el centro del campo y corriendo hacia la portería él solo, si bien el peligro acabó cuando el último defensor ganó la partida y fue más rápido que el segoviano.

Y es que los últimos minutos tuvieron claro color azulgrana, con oportunidades para Quique, Chavi y, la más clara, para Edu en el minuto 88, que cruzó demasiado el balón ante el portero.