La Junta del IMD lleva al pleno la obra de los vestuarios del campo de La Albuera

Tres empresas optan a realizar los trabajos, que tendrán un presupuesto que rondará los 50.000 euros

No llegarán a tiempo para el inicio de la temporada, porque los trámites administrativos llevan unos tiempos que en absoluto tienen que ver con el ‘tempo’ normal de la vida, pero sí se espera que, a finales de octubre, la reforma de los vestuarios del campo de La Albuera sea un hecho del que puedan verse beneficiados los equipos de Segovia (que no solo los usa la Gimnástica Segoviana) y los que visitan el municipal.

Desde que concluyó la pasada campaña, y tal y como informó esta redacción el pasado 10 de junio, el Instituto Municipal de Deportes buscaba los recursos económicos suficientes como para acometer una obra absolutamente necesaria en los vestuarios de La Albuera, necesitados de cambiar las tuberías, la instalación eléctrica y el tabicado, sin olvidar otras acciones que en total rondaban los 50.000 euros. Como quiera que Segovia ha caído en el olvido de las instituciones de ámbito regional y nacional en lo que a dotación económica se refiere para mejorar sus infraestructuras deportivas, el dinero había de salir de las propias arcas municipales, y las gestiones de la concejal de Deportes, Marian Rueda, con el resto del equipo de Gobierno Municipal consiguieron que el Ayuntamiento abriera la puerta a la reforma usando para ello tanto una parte del remanente que tiene el Consistorio como el pequeño fondo de reserva que también posee el IMD, que destina el cobro de los precios públicos por el uso de las instalaciones a la reforma de las mismas en la medida de lo posible.

De esta manera, en la jornada de hoy se espera que la Junta del IMD dé vía libre a la modificación presupuestaria, que tendría que ser aprobada en el pleno de mañana viernes. Tres empresas han mostrado interés por ejecutar la obra, cuyo proyecto se llevará al pleno de agosto para su definitiva aprobación, con lo que los trabajos se iniciarían en el mes de septiembre.

FuenteJ.M. 
Compartir