La Granja goleó al Bosco de Arévalo y recupera el liderato del grupo

Los granjeños solo tardaron 35 minutos en conseguir los tres primeros goles ante un rival que apenas opuso resistencia.

4

El Club Deportivo La Granja recuperó el liderato del grupo y terminó la primera vuelta sin conocer la derrota, después de golear al Bosco de Arévalo por 5 a 0 y aprovechar el tropiezo del Estructuras Tino en casa ante el Villamuriel (1-1).

Comenzó mandando el equipo de Luis Bertó, y los primeros minutos de partido transcurrieron en el campo visitante, que tuvo que emplearse a fondo en defensa desde el inicio. Así, tras un susto de Iván, que se dolió de un fuerte golpe en la pierna, llegó en el minuto 10 el primer gol de los de casa. Nació en una jugada de ataque muy larga, que comenzó con un fuerte disparo de Álex II que fue despejado hacia su portería por el guardameta de Arévalo y, aunque un defensa evitó que entrara a gol, su rechace le cayó a los pies a Chechi, que alojó el balón en la meta con un tiro colocado.

Por su parte, el Bosco no reaccionó nada más que con una falta directa lejana que acabó en las manos de Yiyo. El 2-0 estuvo muy cerca de llegar en el minuto 24, con un remate de cabeza de Chechi llegando desde atrás en el segundo palo, pero el portero despejó.

El segundo gol granjeño rondaba, y éste acabó llegando desde la izquierda, con una galopada de César Bravo, que acabó ganando la línea de fondo y cediendo en bandeja el balón para que Iván lo empujara hacia la portería. Corría el 33, pero solo dos minutos después César Bravo ponía la puntilla al partido con el 3-0, tras aprovecharse de un excelente centro en diagonal de Chiqui, parar el balón dentro del área y batir al portero por bajo.

Desde aquí y hasta el final de la primera parte el escenario del encuentro no cambió un ápice. Incluso la goleada pudo ser más amplia, ya que Chiqui con un tiro cruzado y César Bravo desde la frontal tuvieron claras oportunidades.

El comienzo de la segunda mitad fue un calco de la primera, pero esta vez el gol llegó de La Granja incluso más pronto. Un bonito 4-0, obra de César Bravo, que la picó por encima del portero, entrando la pelota pegada al segundo palo.

Tras este brillante inicio para los locales, las ocasiones para el quinto se sucedieron con César Bravo e Iván, solo y con poco ángulo ante el portero. Y tanto fue el cántaro a la fuente que al final Chechi sumó su segundo tanto de la tarde con un tiro pegado al palo.

Así pues, si al descanso el partido estaba sentenciado, ahora mucho más. El Bosco se resignó ante lo evidente con una exquisita deportividad, y La Granja se quedó cerca de marcar un par de goles más.