Kadri, un vencedor inesperado

La lluvia y los ataques marcan una etapa en la que Alberto Contador salió con mayor confianza y probó a un Vincenzo Nibali que aguantó las embestidas; Valverde, por su parte, pierde 19 segundos con el de Pinto.

0

El ciclista francés Blel Kadri (AG2R) se ha adjudicado este sábado la octava etapa de la 101º edición del Tour de Francia, transcurrida entre Tomblaine y Gérardmer sobre 161 kilómetros, tras vencer a los grandes favoritos de la carrera francesa Alberto Contador (Tinkoff), Vicenzo Nibali (Astana) y Alejandro Valverde (Movistar).

La octava etapa del Tour de Francia estuvo protagonizada por un emocionante e inesperado final en la localidad francesa de Gérardmer donde el ciclista local Blel Kadri se escapó para conseguir su primera victoria en la carrera gala.

Por su parte, el español Alberto Contador terminó segundo tras superar a sus dos rivales directos por la general, el italiano Vicenzo Nibali, al cual le recortó dos segundos, y el murciano Alejandro Valverde, que le restó 19 segundos en la llegada a meta.

Kadri logró la primera victoria de su carrera en el Tour sorprendiendo a todos sus rivales con una escapada que resultó decisiva en el final del alto de La Mauselain, puerto de tercera categoría. A dos minutos llegó el español Alberto Contador que atacó con el objetivo de recortar diferencias en la general, Nibali reaccionó y se puso a rueda del pinteño para mantener el maillot amarillo. Distinta fue la actuación de Valverde que no pudo seguir el ritmo y cedió 19 segundos respecto a Contador.

La lluvia ha sido de nuevo protagonista este sábado aunque con menos incidentes que en etapas anteriores. Contador estuvo bien secundado por su equipo el Tinkoff que revolucionó la etapa, a falta de 20 kilometros para meta, para ayudar a su líder a remontar posiciones en la general, algo que consiguió escalando de la 16º al sexto puesto.

Probando a Nibali

El ciclista español Alberto Contador (Tinkoff – Saxo) ha reconocido su intento fallido de “arañar algo de tiempo” al líder del Tour de Francia, el italiano Vincenzo Nibali, en la octava etapa celebrada este sábado entre las localidades de Tomblaine y Gérardmer, aunque se ha mostrado satisfecho por su buena respuesta de piernas y paciente por lo mucho que queda por delante.

“Quería tantear a ver cómo iba Nibali y me ha sorprendido ver que era capaz de seguirme así. No estaba seguro de que hubiera alguien delante de mí y por eso me he lanzado. Cuando he visto que sí había alguien, he pensado que sería bueno intentar arañar algo de tiempo”, indicó.

Por otro lado, el pinteño se mostró “contento” por la gran respuesta de sus piernas y también de su equipo. “Estoy contento. El equipo ha hecho una gran labor y las piernas han respondido bien. Habrá que ir viendo cómo va la cosa día a día”, apuntó.

“Nibali es un gran corredor, al igual que todos los que me preceden en la clasificación. No hay que perder la esperanza e intentar ganar algo de tiempo en cada etapa”, finalizó.

De cara a este domingo, la disputa de la novena etapa, entre Gérardmer y Mulhouse sobre 170 kilómetros, se espera movimientos entre los grandes favoritos a la general. La montaña marcara el devenir de las próximas etapas.