Hemed salva el debut de Caparrós en el descuento

El delantero del Mallorca amarra un empate ‘in extremis’ frente a un peligroso Valencia

0

El Mallorca empató ayer con el Valencia en el tiempo de descuento y de penalti con un gol del israelí Tomer Hemed, que evitó ‘in extremis’ que el debut de Joaquín Caparrós en el banquillo balear se saldara con una derrota.

El técnico andaluz exigió intensidad desde el inicio a sus jugadores, especialmente a Víctor y Hemed. Desde la banda, se desgañitó corrigiendo las posiciones y, lo cierto es que el Mallorca, con ese esfuerzo adicional, logró neutralizar el juego de un rival impreciso pero siempre peligroso.

El peligro en el área de Aouate llegó a través de los centros y faltas directas. La ocasión más clara para el conjunto che la tuvo Rami (min. 25), que conectó un cabezazo a centro del argentino Pablo Piatti, que el holandés Gianni Zuiverloon sacó bajo los palos.

El Mallorca no tuvo el balón en ningún momento y jugó a la contra, asumiendo su inferioridad ante un rival de peso y situado en las primeras plazas de la tabla.

El cuadro de Emery, poco a poco, fue imponiendo sus argumentos futbolísticos con Parejo y Canales tocando y tocando hasta hallar los huecos para habilitar a los incisivos Piatti y Soldado.

El gol de Rami al saque de un córner volvió a poner en evidencia a la zaga balear en ese tipo de jugadas. Falló Aouate, pero también sus compañeros, que no atinaron a despejar un balón muerto en el área, al que Rami solo tuvo que empujar a la red. Caparrós había trabajado a destajo en estos días para mejorar esa faceta del juego, pero por lo visto, no con los resultados apetecidos.

Con el marcador en contra, el cuadro bermellón salió con otro aire en la segunda parte, dejó de contemplar como su contricante movía el balón a su antojo y se metió de lleno en la contienda. Con la verticalidad y empuje que siempre exige Caparrós, el equipo insular logró meter en su campo al Valencia.

Despertaron de su letargo el uruguayo Gonzalo Castro y Pereira y le dieron vida a las bandas y mucho trabajo a la zaga visitante.

El Mallorca se fue arriba con decisión, de hecho, dominó con autoridad, pero le faltó tranquilidad y un poco de suerte en acciones puntuales para equilibrar el marcador El Valencia se agarró al gol de Rami con todas sus fuerzas, incluso, ya se veía con los tres valiosos puntos en el bolsillo, pero la insistencia isleña halló su premio en el descuento (min. 91).

Fue con un penalti señalado en una acción que el árbitro consideró manos del turco Mehmet Topal, muy protestada por los valencianistas, y marcado por Hemed.