Gestora y plantilla de la Segoviana se reunirán para acercar posturas

Mañana tendrá lugar el acto de conciliación promovido por el Servicio Regional de Relaciones de Trabajo de Castilla y León en el que el club realizará una oferta de pago a sus futbolistas.

Desde que el pasado jueves los jugadores de la Gimnástica Segoviana se declararan oficialmente en huelga las reacciones han sido constantes tanto en el ámbito del fútbol local como regional, e incluso nacional, puesto que los dos periódicos deportivos de mayor tirada en España se hicieron eco de la decisión de la plantilla azulgrana de no jugar más si no se les abonaban las cantidades que se les deben, decisión que no varió ni un ápice en la jornada de ayer.

La novedad en la jornada de hoy estriba en que el SERLA (Servicio Regional de Relaciones de Trabajo de Castilla y León ) ya ha puesto fecha al acto de conciliación que reunirá a la Junta Gestora de la Segoviana con los jugadores de la plantilla. Será el jueves cuando, en un céntrico hotel de la capital y bajo la supervisión de un conciliador, club y plantilla tratarán de llegar a un acuerdo.

Pero para que se llegue a ese acuerdo, tiene que existir al menos una oferta por parte de la entidad azulgrana, ya que hasta ahora la única que ha escuchado el plantel de jugadores de la Segoviana ha sido la que comunicó de manera verbal Ignacio Tapia de solicitar un préstamo de 126.000 euros para abonar a la plantilla a razón de 600 euros por mes y jugador que cobre por contrato más de esa cantidad.

Esa será la oferta formal que, salvo cambio de decisión de última hora, volverá a presentar la Junta Gestora de la Gimnástica Segoviana a los representantes de los jugadores. En ningún caso el club reconocerá la relación laboral con sus futbolistas, uno de los caballos de batalla que tiene la AFE desde hace varias temporadas con los clubes de Tercera División.

Esta mediación del SERLA se antoja como una gran oportunidad para que Gestora y plantilla acerquen unas posturas que en la actualidad se encuentran enormemente distantes. La Junta Gestora de la Segoviana no parece dispuesta a subir su oferta a más de 600 euros/mes, mientras que la plantilla aboga por el pago íntegro de sus salarios, “aunque ofreciendo todas las facilidades posibles a que éstos se puedan renegociar, o aplazar los pagos. Pero en ningún caso perdonar dinero”, señaló Ramsés. Dependiendo de la buena voluntad de ambas partes en encontrar un acuerdo, según la Dirección de Trabajo podría suspenderse durante 5 días el inicio de la huelga de los futbolistas, lo que daría lugar a que el equipo viajara a Santa Marta de Tormes para jugar allí el encuentro de la próxima jornada.

En el caso de que los jugadores persistan en su intención de ir a la huelga, el primer partido sin jugar sería sancionado con la derrota en el encuentro por el marcador de 3-0 y la pérdida de tres puntos, mientras que una segunda incomparecencia sería castigada con la expulsión de la competición, por lo que el equipo automáticamente pasaría al último puesto de la clasificación, invalidando todos los resultados conseguidos por la Segoviana en la segunda vuelta.

FuenteJavier Martín 
Compartir