Final feliz ‘rojillo’

Osasuna derrota con remontada incluida al Real Madrid y firma la permanencia.

0

Osasuna, tras una temporada dramática y al borde del abismo, y después de medio ejercicio en descenso, festejó ayer la permanencia al ganar en el último encuentro a un plácido Real Madrid, que, no obstante, se adelantó con un gol de Gonzalo Higuaín, aunque los ‘rojillos’ remontaron con tantos de Plasil y Juanfran.

El equipo pamplonés vivió un partido agónico. Encajó un tanto tempranero, aunque igualó con rapidez gracias a un fallo de Casillas en un tiro del checo Plasil. En la segunda parte, en la que jugó con uno más desde el minuto 55 por la expulsión del gallego Míchel Salgado, alcanzó el éxito con una diana fantástica del ex madridista Juanfran.

El conjunto navarro se alió con el calendario, que al principio de la temporada parecía un enemigo, al firmar la permanencia tras batir en las dos últimas jornadas al Barcelona y el Real Madrid, que ya no tenían objetivo alguno.

Había incertidumbre en el estadio por la actitud que desplegaría el Real Madrid en el Reyno de Navarra, donde la pasada temporada celebró el título de Liga. No perdía allí desde hace cinco años, y lo cierto es que los blancos, en un clima nada antimadridista, por una vez, jugaron muy relajados, para cerrar un final de campaña con cinco derrotas.

Osasuna saltó al campo atenazado, nervioso e impreciso ante un rival que jugó a menos de medio gas. Dio numerosas facilidades en defensa y abusó del toque de balón en ataque. No tuvo profundidad salvo en las contadas apariciones de Higuaín.

El argentino llevó el silencio a las gradas al aprovechar un pase largo de Lass Diarra y batir de tiro raso a Ricardo, después de recortar a Monreal, a los 11 minutos de compromiso.

Los ‘rojillos’ contaron con un guiño de la fortuna, puesto que lograron equilibrar la balanza pronto, ayudado por un error garrafal de Casillas, que se ‘comió’ un disparo lejano del checo Plasil.

Aunque sin fútbol, ya que siguió al filo del abismo, Osasuna pudo irse al descanso con ventaja en el marcador. No obstante, no aprovechó las ocasiones de Juanfran (un disparo alto), Miguel Flaño (ante el que se reivindicó Casillas) y Nekounam (cuyo tiro lo sacó Marcelo bajo palos).

La segunda parte comenzó con la misma tónica de la primera. El conjunto blanco incluso estuvo a punto de coger ventaja en una llegada en superioridad, pero Marcelo pecó de lento y ni él ni Van der Vaart acertaron en sus lanzamientos.

La expulsión de Salgado en el minuto 55, al frenar a Plasil cuando se iba a plantar solo delante de Casillas, resultó clave. El guardameta visitante neutralizó una gran oportunidad de Nekounam en un saque de esquina, aunque no pudo hacer nada ante una espléndida volea de Juanfran.

El ex ‘merengue’ provocó el delirio en la hinchada ‘rojilla’, y los hombres de Juande Ramos bajaron definitivamente los brazos, aunque Van der Vaart todavía creó un susto en una falta.

Osasuna tampoco le brindó un final tranquilo a su afición, para no desentonar con la línea de toda la temporada, ya que falló claras ocasiones de Masoud y Plasil, quien estrelló un cabezazo e