Europa se queda sin clásico

El Real Madrid se medirá al Galatasaray, el Barça al PSG y el Málaga al Borussia Dortmund.

1

El sorteo de los cuartos de final de la Liga de Campeones deparó ayer suerte dispar para los tres representantes de la Liga BBVA, con un Real Madrid que se medirá al Galatasaray turco, quizá el rival más débil, con ida en el Bernabéu, y un Barcelona emparejado con el emergente PSG de Zlatan Ibrahimovic, mientras que el Málaga lo tendrá complicado para seguir con su sueño europeo ante el sorprendente Borussia Dortmund alemán, con la ida en La Rosaleda.

La primera bola del sorteo fue para un Málaga que se ha convertido en la revelación del torneo después de acabar primero en la fase de grupos, por encima del Milan, y deshacerse en octavos del Oporto, con remontada incluida delante de su afición.

Ahora, ante un Borussia Dortmund que, pese a estar segundo en la Bundesliga a 20 puntos del Bayern de Múnich, despliega un gran fútbol en Europa, los de Manuel Pellegrini deberán dar el resto para continuar soñando de la mano de su afición y de un Isco que maravilla en casa y fuera, siendo llamado por Vicente del Bosque para la absoluta y, en principio, con un papel importante.

Eso sí, los de Jürgen Kloop cuentan con un gran bloque que apuesta por el fútbol ofensivo y con un ritmo eléctrico que ya pusieron en marcha en la primera fase para pasar como líderes por encima del Real Madrid y dejando en la cuneta al poderoso Manchester City, y también en octavos contra el Shakthar Donetsk. Precisamente, los blancos han tenido más suerte ahora que los germanos.

Tras eliminar en octavos al United, en una de las eliminatorias estrella, el equipo entrenado por José Mourinho se enfrentará ahora a quien casi todos etiquetarían como la ‘cenicienta’ del bombo, un Galatasaray que, pese a contar con viejas glorias como Didier Drogba o los exmadridistas Wesley Sneijder y Hamit Altintop, deberá apelar a la pasión turca para hacer algo contra los ‘merengues’.

Eso sí, la ida será en el Santiago Bernabéu y la vuelta en el infierno del Turk Telekom Arena. No obstante, la escuadra española es la gran favorita para meterse en semifinales, pues, de lo contrario sería la gran sorpresa de estos cruces. Con Cristiano Ronaldo al frente, hay más hambre que nunca de conseguir la ‘décima’ y se ven más cerca de poder luchar por ella.

Menos experiencia

El tercer y último representante de la Liga, el Barcelona, también tuvo, más o menos, suerte. Ante el Paris Saint-Germain, se encontrarán un equipo al alza que tiene detrás dinero fresco de Qatar y que está llenando la capital gala de estrellas, si bien pueden pagar su inexperiencia y el hecho de que su proyecto no esté todavía consolidado.

Sin duda, el gran morbo será ver de nuevo a Zlatan Ibrahimovic en la Ciudad Condal. El sueco se perderá la ida por sanción, al ver la roja contra el Valencia en octavos de final, ronda en que los ‘ché’ pusieron en aprietos a los parisinos. Por ello, llegará fresco al Camp Nou y dispuesto a eliminar a uno de sus exequipos, liderando el gran ejército formado por Lavezzi, Pastore, Beckham o el emergente Lucas Moura, una de las últimas perlas brasileñas.

Los azulgrana, que acuden a esta cita con la moral por las nubes tras la gran remontada que llevaron a cabo contra el Milan al ganar 4-0 y dejar en el olvido el 2-0 de la ida, tendrán el factor campo a favor con la vuelta en su feudo, y deberían aprovechar el momento y la ausencia del atacante sueco en el primer duelo para evitar tener que apelar a otra noche mágica en la capital catalana.

Por último, el sorteo dejó un espectacular duelo entre el Bayern de Múnich, líder incontestable de la Bundesliga, y la Juventus, que también encabeza la Serie A. Pese a los problemas de los teutones ante el Arsenal en octavos, están haciendo un buen juego, al igual que la ‘Vecchia Signora’.

El cuadro italiano, liderado por su defensa y un centro del campo que tiene magia en las botas del incansable Andrea Pirlo, será todo un ‘coco’ para un rival que está espoleado por la eliminatoria contra los ‘gunners’. Sin duda, todo un clásico continental en el que se verá a un Bayern que, por ser el vigente subcampeón, quiere llegar a Wembley para desquitarse y a una ‘Juve’ con el objetivo de volver a dar miedo en Europa.