¿Espejismo, o realidad?

La Segoviana juega hoy en Aranda buscando confirmar las buenas sensaciones ofrecidas por el equipo en la Copa

0

La Gimnástica Segoviana juega en la tarde de hoy en el campo de El Montecillo frente a la Arandina con la incógnita para los aficionados de saber si en Aranda de Duero verán al equipo que remontó un 2-0 ante el Zamora en la Copa, o el que fue incapaz de empatar su último encuentro liguero ante un Alavés que jugó media hora con uno menos.

Y lo cierto es que este partido, pese a valer tres puntos, tiene más importancia que otro de liga “normal”, porque la Arandina es un directo rival en la pelea por la permanencia, porque de ganar al conjunto que entrena el Chino Zapatera la Segoviana le tendrá a tiro de una victoria, y porque el equipo burgalés no tiene ni la vitola de histórico, ni un presupuesto terrible, ni una plantilla compuesta por jugadores contrastados en categorías superiores, ni tiene más objetivo que aguantarse en la Segunda B una temporada más. Es decir, que es un equipo de características muy similares al azulgrana.

La victoria en la Copa Federación no vale punto alguno, pero le ha supuesto a la Segoviana un buen espaldarazo a su moral, además de marcarle el camino a seguir de cara a los siguientes compromisos ligueros. El equipo entrenó con normalidad el resto de la semana, y Maroto dio la sorpresa al finalizar la última sesión al convocar a todos los jugadores para este encuentro, pese a que alguno, casos de los lesionados Pino y Alex, más Pablo, sancionado por acumulación de amonestaciones, no podrán ser de la partida.

En el capítulo de altas, Ramsés ya está recuperado de su problema en los isquiotibiales, mientras que Fran Dorado ya ha cumplido los dos partidos de sanción que recibió por su expulsión frente a la Real Sociedad B. Es más que posible que el capitán azulgrana no entre en la lista de convocados por aquello de haber perdido ritmo de competición tras las dos semanas que se ha pasado en el dique seco, mientras que Fran tiene posibilidades incluso de entrar en el once inicial, aunque tanto Font como Terleira parecen haber aprovechado perfectamente la oportunidad de hacerse con el puesto tanto en el interior derecho como en el delantero centro.

Ahora, la duda estriba en saber si el resto de jugadores que tan buen papel hicieron en Zamora, se habrán ganado el puesto para el choque de Aranda. Vini, Rubén, Manu y Dani realizaron un buen trabajo el miércoles, y ese es el primer paso para alcanzar la titularidad en un equipo que necesita de manera imperiosa puntuar si no quiere que el sueño de jugar en Segunda B se torne en pesadilla demasiado pronto.