Encarar un nuevo plan

la selección española buscará en la final desconectar el eje italiano formado por pirlo, cassano y balotelli

1

España ya tiene plan para mañana en la final de la Eurocopa: intentar desconectar el temible eje italiano formado por Andrea Pirlo, Antonio Cassano y Mario Balotelli.

Aunque la ‘roja’ siempre presume de poseer un estilo de juego inquebrantable, durante el torneo continental, su seleccionador, Vicente del Bosque, ha ido variando su esquema en función de las características del rival.

Así sucedió ante Francia, cuando buscó posesiones largas y prescindió de un delantero, o ante Portugal, y estableció un sistema especial de vigilancia sobre Cristiano Ronaldo. Ahora llega la ‘azurra’, su rival en la final del torneo, una selección que avanzó en buena medida gracias a una columna vertebral formada por Pirlo, Cassano y Balotelli. «La clave estará en desactivar a los dos delanteros y a Pirlo. Si lo hacemos, tendremos mucho ganado», analizó ayer el español Cesc Fábregas.

Tanto el volante nacional como su compañero Sergio Ramos hablaron ayer específicamente de los tres jugadores de ataque transalpinos. Así, Sergio Ramos realizó una cálida loa de las virtudes de Cassano, con quien coincidió en el Real Madrid en la temporada 2006-07. Mientras, el ‘culé’ elogió a Balotelli, autor de dos goles ante Alemania. Y en lo que coincidieron los dos internacionales es en afirmar que Pirlo es la pieza fundamental. En este torneo, el bloque nacional ha hecho de su seguridad defensiva (un solo gol encajado) un modo de vida. Y no le fue nada mal frente a Francia y Portugal.

En cambio, hubo muchos más problemas para controlar a Pirlo en el debut de la competición. El talentoso centrocampista de la ‘azurra’ dibujó un pase sensacional sobre Di Natale en la jugada que sirvió para anotar el único tanto encajado por España en Polonia-Ucrania. A la vista de las impresiones manifestadas ayer por los jugadores nacionales, buena parte de sus posibilidades de éxito pasarán por provocar un cortocircuito en los adversarios de más talento. Es el nuevo plan de los de Del Bosque.

Una España ‘italianizada’ contra una Italia ‘españolizada’. Éste es el fino contrasentido que propone el duelo de mañana, con dos selecciones que han cambiado su piel. La ‘roja’ accede después de encajar un solo tanto en cinco partidos y en nueve choques consecutivos de eliminatorias en grandes torneos sin recibir un solo tanto. Por su parte, la ‘azurra’ realizó una profunda y exitosa reforma de sus principios futbolísticos de la mano de su técnico, Cesare Prandelli, quien edificó a partir de un constructor Pirlo, su singular motor. Los de Del Bosque son líderes en la posesión del balón (un 60 por ciento). Mientras, los transalpinos han cambiado su naturaleza siendo los que más disparos a portería han sumado (55), cinco más que la ‘roja’.

Ahora hay 90 minutos por delante para saber si España hace al fin el fútbol que se espera de ella o si Italia es fiel a su tradición y apuesta por replegarse.