Emilio Velázquez ganó el Internacional de Ajedrez Rápido de Fuentepelayo

El ajedrecista del Club UNED de Segovia, que debutaba en este campeonato, venció en la final a su compañero Jorge Calvo por agotamiento del tiempo de su rival.

0

Fuentepelayo celebró la vigésimo quinta edición del Trofeo Internacional de Ajedrez Rápido, organizado por la Asociación ‘Taller Cultural de Fuentepelayo’, con el patrocinio de la Fundación Caja Cega y la colaboración del Ayuntamiento de la villa y Caja Rural Cajaviva.

A las rondas finales accedieron dieciséis jugadores procedentes de distintas localidades de la provincia. El sistema de eliminación directa sirvió para decidir los ajedrecistas que iban a disputar las semifinales, no sin antes ofrecer grandes partidas.

Hay que recordar que este campeonato se plantea con la peculiaridad de que cada jugador dispone de cinco minutos para desarrollar su estrategia de juego y sus correspondientes movimientos.

La primera semifinal enfrentó al debutante Emilio Velázquez, del Club UNED de Segovia, con Eduardo Cáceres, de Cuéllar, que fue el campeón de la pasada edición de la Liga de Fuentepelayo. La partida tuvo un rápido desenlace a favor del segoviano, mediante un jaque mate demoledor en un despliegue de jugadas del máximo nivel.

La segunda semifinal puso frente al tablero a dos jugadores debutantes en esta competición. A un lado de la mesa estaba el jovencísimo jugador de Cantimpalos, Luis Manso; y como contrario el veterano jugador de la UNED, Jorge Calvo. No hubo lugar a la sorpresa y el triunfo correspondió al ajedrecista más experimentado.

De este modo, por vez primera en la larga historia de este trofeo, dos jugadores del Club UNED de Segovia y a la vez debutantes en el campeonato se plantaron en la gran final.

Y la sorpresa saltó, ya que si el papel de favorito recayó en Jorge Calvo, la tranquilidad de Emilio Velázquez fue determinante para que el triunfo de decantara a su lado por agotamiento del tiempo de su rival. En cuanto a los jugadores locales, el mejor de todos fue José Luis Migueláñez.

De cara a la efemérides de la celebración de este veinticinco aniversario del tradicional trofeo de Fuentepelayo, la organización tenía previsto homenajear a Jesús Olmos, octogenario jugador local y alma de este deporte en todos los ámbitos regionales del ajedrez.

Pero una repentina indisposición de este veterano jugador, acaecida durante la misma celebración del campeonato, obligó a los organizadores a posponer este acto de gratitud pública.

PREMIOS El presidente de la Asociación ‘Taller Cultural de Fuentepelayo’, el gerente de la Fundación Caja Cega, y el vicepresidente de Cajaviva Caja Rural se encargaron de entregar los correspondientes trofeos a los ocho mejores clasificados. El resto de jugadores también tuvieron su regalo conmemorativo.

Al final de este emotivo acto, todos los jugadores, promotores y patrocinadores de este singular campeonato compartieron unos dulces navideños, y brindaron por el futuro de este campeonato y por la recuperación del maestro Jesús Olmos.