El Villarreal vence con polémica al Recreativo

El asistente da por válido un gol de Cani y el cuadro andaluz niega que la pelota entrara.

El Villarreal venció con lo mínimo en cuanto a fútbol y con polémica a un serio Recreativo en un partido vital para ambos equipos, ya que el castellonense necesitaba ganar para seguir vivo en la lucha por Europa y el onubense, por salir del pozo del descenso.

Con ello, los locales lograron la victoria a gracias a un polémico gol de Cani, ya que fue el asistente quien le dio validez al mismo. Éste decretó el tanto cuando ya se había dado continuidad a la jugada por parte del árbitro, quien no vio que el balón superara la línea de gol.

Hasta ese momento, el duelo se mostró muy igualado para los dos bandos. Con un Villarreal muy espeso y con muy poco fútbol y con un conjunto visitante muy serio en su planteamiento le complicaba la vida.

Y es que desde el primer minuto, y cuando no se habían sentado todavía la mayor parte de los aficionados en sus asientos, Camuñas ya había marcado para el bloque onubense, aprovechando las indecisiones de la defensa del ‘submarino amarillo’.

Fue un gol que dejó tocado a un Villarreal que esperaba un partido en el que debía manejar la pelota y esperar su oportunidad, y que ya se veía perdiéndolo.

Eso hizo que, mientras los locales se estrellaban una y otra vez, los de Huelva, mejor colocados y con más intensidad, se manejaban con soltura.

Los hombres de Lucas Alcaraz lograron manejarse con tranquilidad e incluso con fases de mayor posesión y lanzando contras muy peligrosas.

Eso sí, las ocasiones no aparecían por ni ningún lado. Ni Riesgo, ni Diego López tuvieron mucho trabajo. Así que se vivía una primera parte mala y con muchas imprecisiones por los de Pellegrini y correcta para un Recreativo, que ganaba y no sufría.

Pero todo cambió a los 40 minutos, ya que en una contra local Cani asistía a Joseba Llorente, quien en posición muy ajustada, batía con una vaselina espectacular la portería visitante.

Fue una diana que aceleró al Villarreal, que pudo marcar por dos veces con Rossi y que incluso pidió una pena máxima, por manos de Morris en un barullo. Todo ello solo en cinco minutos.

En el segundo tiempo todo giró en torno a ese minuto 20, ya que hasta ese momento, tan solo un remate de Javi Fuego tuvo en su cabeza el 1-2.

Poco después llegó la jugada clave, en la que Rubén Gracia, ‘Cani’, superó al cancerbero Asier Riesgo, con una vaselina clara y que el asistente dio como gol. Ahí cambió el partido.

En este momento los nervios cambiaron de bando, el Recreativo sabía que debía morir en el área contraria pero, marcado por el cansancio y por las lesiones de Ruben y Colunga, poco pudo hacer.

Al final, el partido finalizó con un Villarreal pidiendo la hora y un ‘Recre’ volcado y desesperado.

De todos modos, el colegiado tuvo tiempo de anular el tanto de la tranquilidad a Nihat por un fuera de juego de Godín.

FuenteEfe 
Compartir