El Valverde encontró su recompensa en forma de triunfo frente al CD Burela

Los valverdanos se sacrificaron en defensa y siempre fueron por delante de uno de los equipos más fuertes de la categoría

0

Era cuestión de tiempo que la suerte le sonriera al FS Valverde del Majano, y eso ha ocurrido ante uno de los rivales más fuertes del grupo, un Burela que se vio sobrepasado por un conjunto lleno de ganas, de ilusión y sobre todo de mucho juego que ofrecer, demostrando que sabe sobreponerse a las adversidades, ya que sólo ellos creyeron en la victoria cuando en el calentamiento Juanlu sufría un esguince de tobillo.

El compromiso y el sacrificio defensivo de los valverdanos comenzó en el primer minuto y, a partir de estas dos premisas, supieron ir dominando las situaciones de juego, ofreciendo diferentes alternativas defensivas ante los distintos momentos de ataque planteados por los gallegos, que ejercieron una presión agobiante desde el inicio.

El 0-1 de Carlitos llegó en un reverso en banda tras un saque largo de Palomo y un mano a mano con Edu que resolvió a la perfección. Este tanto dio tranquilidad al equipo que comenzó a crear ocasiones, que se alternaban con las de los gallegos, aunque Palomo se mostró muy seguro.

En los últimos tres minutos de la primera parte, los locales salieron con portero-jugador, creando mucho peligro, aunque ninguna de sus ocasiones consiguió ver portería y Valverde se marchó al descanso con ventaja.

La segunda parte comenzó con el mismo por parte de los de Diego Gacimartín, que se vio reforzado con el gol de Chavi a los cinco minutos de la reanudación, un golazo tras un robo de Aarón que su compañero puso en la escuadra contraria haciéndolo imparable para Edu.

Mientras, Burela continúa presionando de manera muy agresiva y un despiste defensivo en un corner propició que Javi Rodríguez rematara de cabeza para reducir la ventaja. Parecía que de nuevo los segovianos iban a tener que sufrir, y más aún cuando dos minutos después Tabanera fue expulsado por doble amarilla, pero el equipo supo mantener la concentración superando los dos minutos de inferioridad sin encajar un tanto y viendo como incluso les era anulado un tanto.

A partir de ese momento, Burela creaba cada vez más peligro y sin embargo fue Aarón quien asestó el golpe definitivo consiguiendo el tercero en la cuenta segoviana a falta de dos minutos para el final. Diego Gacimartin quiso mantener la posesión utilizando el portero-jugador y aunque el primer minuto salió bien, un pequeño despiste en el ataque fue aprovechado por Dani Martín para hacer el segundo de los gallegos con treinta segundos por delante. Aunque éste sin duda era el día de los de Valverde, que sentenciaron por medio de Aarón en tan sólo cinco segundos.