El Real Madrid supera al Cajasol y se clasifica para las semifinales

Los ‘merengues’ se enfrentarán al Caja Laboral de Vitoria tras una disputada eliminatoria

0

El Real Madrid consiguió clasificarse para las semifinales de la lucha por el título, donde se medirá al Caja Laboral con el factor cancha en contra, tras vencer ayer 67-60 y por la vía del sufrimiento a un aguerrido Cajasol que vendió cara su eliminación.

El conjunto ‘merengue’ quiso jugar con fuego lo menos posible, sabedor de que en cualquier momento se podía quemar. Entró con garra en el partido y en la primera defensa hizo agotar el tiempo de posesión al bloque andaluz, anotando seguidamente cuatro puntos. Un buen comienzo, sin duda, que después se quedó en casi nada.

Con las fuerzas intactas y con los dos equipos plenamente conscientes de lo que estaba en juego, las defensas se impusieron con claridad a los ataques y sólo en el último minuto del primer cuarto, dos triples de Louis Bullock dieron al equipo local la más clara ventaja, 19-14.

Siguió la igualdad y la racanería ofensiva en el segundo período, aunque el cansancio comenzó a mostrar su cara en algunos jugadores.

Con la primera ventaja considerable de los locales, 33-23 (min. 16) llegó la zona del Cajasol, que Sergio Llull y Jorge Garbajosa se encargaron de romper a base triples.

El Real Madrid no se desesperó, movió el balón, aguardó su oportunidad y clavó triples en los últimos instantes, lo que siempre parece sumar un poco más que los meros tres puntos.

Al descanso, el equipo ‘merengue’ llegó con la máxima ventaja del partido, 41-29, y el Cajasol pidiendo árnica.

La trama del ‘play-off’ todavía tuvo sorpresas y el equipo andaluz consiguió un parcial de 0-5 en el primer minuto del tercer cuarto, que se convirtió en un 0-10 en tres minutos y 0-12 en cinco.

El Madrid pasó por su habitual ‘pájara’ colectiva que le mantuvo casi seis minutos sin anotar y que permitió al Cajasol pasar de la desesperación a la bonanza, aunque no consiguió ponerse por delante en el marcador.

Un triple sobre la bocina de Jorge Garbajosa volvió a salvar los muebles de su equipo, que firmó un parcial demoledor en este tercer período, 10-15. Aún así, con el 51-44, los jugadores locales afrontaron los 10 minutos decisivos con esa renta de siete puntos, que tal y como estaba el partido era casi un mundo.

Otro triple, esta vez de Lavrinovic, volvió a situar en 10 puntos la renta del Real Madrid (54-44) ante un rival que continuó defendiendo en zona independientemente de la marcha del marcador, hasta que la ventaja llegó a 12 puntos, 56-44, y volvió a la defensa individual, con siete minutos de partido por delante.

El tiempo comenzó a correr a favor de los locales, que entraron en los tres últimos minutos con siete puntos de renta sobre su adversario, 61-54, y un Cajasol dispuesto a pelear hasta el último segundo, con cuatro pequeños en pista y Savanovic.

Un triple de Sergio Llull y el paso del tiempo comenzó a despejar el pase a semifinales del Real Madrid (65-58 a falta de poco más de minuto y medio).

El equipo blanco durmió el partido hasta que la bocina sentenció su clasificación para la penúltima ronda de la Liga.