El Pontevedra CF visitará La Albuera en la eliminatoria de la Copa del Rey

En un sorteo en el que la luz y los taquígrafos se quedaron detrás de la puerta, la Federación Española de Fútbol emparejó a los conjuntos de Segunda División B y campeones de Tercera en la primera ronda de una Copa del Rey que la Gimnástica Segoviana afronta con la ilusión de un club que logró medirse a un equipo de Primera en las dos veces anteriores en las que tomó parte.

El rival para el conjunto gimnástico en esta primera ronda no será uno de los más sencillos, puesto que el próximo 30 de agosto los de Abraham García recibirán al Pontevedra. No ha tenido demasiada fortuna la Segoviana en este primer sorteo de la Copa, porque el Pontevedra pasa por ser uno de los conjuntos más fuertes de la Segunda División B. Cuarto clasificado en la pasada campaña, el equipo que dirige José Luis Míguez ‘Luisito’ disputó el play off de ascenso a la Segunda División A, cayendo eliminado en primera ronda frente al Murcia.

Un criterio difícil de entender Lo primero que se desprende del resultado del sorteo es la laxitud de los criterios de proximidad geográfica que se debían seguir “hasta donde fuera posible” según establece el punto b) del apartado 3 ‘Desarrollo del campeonato’ referente a la Copa del Rey, sección incluida en la Circular 5 de la Federación Española de Fútbol. Que el Pontevedra tenga que viajar a Segovia, el Villanovense a Lorca, o el Melilla a Lleida hace pensar que, o bien no se han usado los criterios de proximidad, o bien se han utilizado de una forma que no parece la idónea para los clubes.

Además de este primer emparejamiento, también se sorteó la segunda ronda de la Copa del Rey, en la que de nuevo solo están incluidos los conjuntos de Segunda División B y Tercera. De esta manera, si la Segoviana logra derrotar al Pontevedra, debería coger el autobús, o el avión, para viajar, el 6 de septiembre, bien ala localidad canaria de San Bartolomé de Tirajana para enfrentarse a la UD San Fernando, bien a Málaga para enfrentarse al Marbella.

Abraham se mostró contento por el hecho de que el primer encuentro de Copa se juegue en La Albuera, “porque tengo una relación de absoluto amor con este campo, con la ciudad y con nuestros aficionados. El rival tiene mucha solera que tiene un entrenador con el que ya me he enfrentado en alguna ocasión y que tiene a sus equipos francamente bien trabajados. Será un partido bonito, y debemos trabajar bien para superar la eliminatoria”.

FuenteJ.M. 
Compartir