El piloto de Red Bull consigue el mejor registro en las dos sesiones de entrenamientos libres

0

El piloto alemán Sebastian Vettel (Red Bull) firmó ayer el mejor tiempo en los entrenamientos libres del Gran Premio de Australia, prueba que da el pistoletazo de salida al Mundial de Fórmula Uno, en una primera toma de contacto con dispares resultados para Ferrari y Fernando Alonso.

El RB9 del tricampeón del mundo fue el más veloz en las dos tandas, sobre todo en la segunda, donde logró abrir una brecha mayor sobre sus más directos rivales que, a primera hora, fueron los Ferrari y, por la tarde, solo su compañero Mark Webber.

Fue una primera jornada donde se pudo comprobar que las altas temperaturas pueden jugar un papel fundamental, sobre todo a la hora de la degradación de los neumáticos, ya que los mejores registros se produjeron casi siempre en tandas cortas.

Vettel empezó dominando ya a primera hora, pero seguido muy de cerca de los bólidos rojos de Massa y Alonso. El brasileño se quedó a 78 milésimas del germano, mientras que el asturiano acabó por delante de Lewis Hamilton (Mercedes), Mark Webber y Kimi Raikkonen (Lotus).

Sin embargo, el panorama cambió por la tarde y Red Bull no dio ninguna opción. El teutón fue el único capaz de bajar del 1:26 (1:25.988) y le sacó casi 300 milésimas a su compañero y casi medio segundo al tercero, su compatriota Nico Rosberg (Mercedes).

Por su parte, los Ferrari se quedaron más lejos y Alonso se tuvo que conformar con ser sexto, superado por los Lotus de Raikkonen y Romain Grosjean. El bicampeón del mundo hizo un mejor tiempo de 1:26.748, muy lejos de Vettel, a más de 800 milésimas, aunque los entrenamientos libres suelen ser más para probaturas y para ir tomando contacto.

De todos modos, los que peores prestaciones ofrecieron fueron los McLaren, que no pudieron en ningún momento estar con los mejores. De hecho, Jenson Button finalizó undécimo en la sesión vespertina, a casi dos segundos y medio de Sebastian Vettel.

Por otro lado, las escuderías rechazaron ayer de pleno introducir un límite presupuestario, según aseguró el presidente de la FIA, Jean Todt. «Si no quieren, así será», indicó el francés. Todt espera, sin embargo, que los equipos razonen. «La Fórmula Uno es muy cara».

Según algunos expertos, solo cuatro equipos gozan de buena salud económica: Red Bull, Ferrari, McLaren y Mercedes, aunque el resto podría recibir un impulso si finalmente se firma un nuevo Pacto de la Concordia, que regularía el reparto de ingresos. El reparto se realiza hasta ahora en base a las posiciones del campeonato de constructores.