El momento de escapar

El Viveros Herol Nava tiene la oportunidad de poner cuatro puntos de ventaja sobre el descenso.

0

Al Viveros Herol Nava le ha llegado el momento. Después de conseguir una brillante y merecida victoria en su cancha frente al Palma del Río, el conjunto segoviano está en disposición de poner tierra de por medio con respecto al descenso, y así poder liberarse de la presión por la permanencia, y disfrutar en la medida de lo posible de la recta final de un campeonato que nunca se le ha puesto de cara como hasta ahora, por más que la undécima plaza de la clasificación no sea (ni mucho menos) la que todo esperaban.

El larguísimo desplazamiento hasta el gerundense pabellón Blanc i Verd para medirse al Handol Bordils es de los que van a definir lo que resta de temporada para los naveros. El conjunto catalán, que en el encuentro de la primera vuelta jugado en Nava le puso las pilas a los segovianos, derrotándolos por dos goles de diferencia, es de esos rivales que le caen mal al Viveros Herol, por la velocidad y el descaro que imprime a sus acciones ofensivas. El Bordils no cuenta con un lanzador potente desde los nueve metros, pero sí con un sistema de juego muy definido, que le lleva a ser competitivo en todos sus partidos, aunque actualmente su derrota por la mínima en Torrelavega le haya llevado a ocupar el puesto de descenso que en la jornada anterior era del Balonmano Nava.

El equipo que entrena Pablo Campos cuenta con piezas letales, que no perdonan las ocasiones de superioridad, como es el caso del lateral Dalmau Huix, que cuenta como socio habitual con el máximo anotador del equipo, Josep Reixach (88 goles), un auténtico estilete por el extremo que cuenta con habilidad y rapidez a partes iguales.

Los mismos que ante Palma En el conjunto segoviano, no hay más novedad que una mínima carga en el tobillo de Llopis, con el resto de la plantilla, salvo el lesionado Sergio García, a completa disposición de Óscar Perales, incluido el lateral zurdo. Así el cuerpo técnico podrá de nuevo rotar a sus hombres buscando la frescura que sí encontró en el encuentro ante Palma del Río, sin duda el mejor de la temporada.

El problema al que habrá que encontrar solución es que Bordils no juega como lo hace Palma. El equipo andaluz basaba su juego en el lanzamiento exterior y el trabajo en el pivote, un sistema que le viene mejor a una defensa como la navera, muy fuerte en la zona central con Javi Castillo, Andrés Alonso y Darío Ajo, que deberán bajar mucho más el centro de gravedad para frenar las penetraciones de los hábiles (que no grandes) laterales catalanes. Si ese trabajo se hace bien, la ayuda que desde la defensa se realizará a la aportación de Samu, o Miranda, en la portería será vital para la suerte del encuentro.

Porque no cabe duda que un partido de estas características, como los que van a disputar los equipos de la zona baja hasta el final de la temporada, se gana ‘bajando el culo’ en defensa. El Viveros Herol Nava ya ha demostrado moverse con más comodidad con resultados bajos que con marcadores en el entorno de los 30 goles, y por las características de juego del Bordils, todo lo que sea bajar el ritmo del partido y obligar a muchos ataques estáticos será beneficioso para los segovianos.

Una jornada prometedora… si se gana El calendario de competición ofrece partidos de lo más interesantes para el Balonmano Nava, siempre que el equipo consiga ganar en Gerona. Así, el Amenábar Zarautz se marcha hasta Palma del Río, el Cajasur juega en el Quijote Arena frente al Alarcos, y el BMC recibe a un impredecible MMT Seguros Zamora, capaz de lo mejor y de los peor, pero bien asentado en los puestos de play off a Liga Asobal. Una victoria no solo pondría cuatro puntos de ventaja sobre el descenso, sino que además podría meter aún más equipos en esa pelea por evitar las plazas de Primera Estatal. Toca dar la de cal fuera de casa, y lograr un segundo triunfo consecutivo que acerque al Viveros Herol Nava donde debería haber estado desde el inicio de la competición.