El fútbol dice adiós a la ‘Saeta’

Miles de personas acuden a despedir al mito blanco a la capilla ardiente instalada en el estadio Santiago Bernabéu.

0

Miles de aficionados se desplazaron ayer martes hasta el estadio Santiago Bernabéu para dar el último adiós al presidente de Honor del Real Madrid, Alfredo di Stéfano, y el pésame a los familiares, en una capilla ardiente engalanada con imágenes del futbolista y todos sus trofeos durante su etapa en el club blanco.

A la capilla, instalada en el palco de Honor del Bernabéu, acudieron parte de la cúpula blanca encabezada por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, los jugadores Iker Casillas, Nacho Fernández, Dani Carvajal y Sergio Ramos; el director de Relaciones Institucionales y Relaciones Públicas del Real Madrid, Emilio Butragueño; el expresidente Lorenzo Sanz; el vicepresidente Fernando Fernández Tapias; o el exdirector deportivo Miguel Pardeza.

Además, al acto de despedida de Di Stéfano asistieron el exjugador del Real Madrid, Fernando Hierro; el secretario general de la UEFA, Gianni Infantino; el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, el presidente del CSD, Miguel Cardenal, y la Delegada de Gobierno en la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

Por su parte, el Atlético de Madrid, liderado por su presidente, Enrique Cerezo, el director deportivo, José Luis Pérez Caminero, y su capitán Gabi, dejó a un lado su rivalidad para acompañar al Real Madrid en uno de los días más tristes de su reciente historia.

Tampoco faltaron el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Manuel Rubiales; el presidente del COE, Alejandro Blanco; o el ex jugador de baloncesto Fernando Romay, entre un sinfín de autoridades deportivas y públicas.

Capitanes

Entre las llegadas más tristes, destacó la de los capitanes del Real Madrid y de la selección española, Iker Casillas y Sergio Ramos, quienes se detuvieron a hablar con los familiares. Asimismo, Botella permaneció con rostro triste ante el féretro del jugador durante unos segundos.

Posteriormente, la alcaldesa y Pérez disfrutaron de las imágenes de los goles del delantero del Real Madrid en un televisor ubicado del palco de honor. Fernando Hierro y Lorenzo Sanz ofrecieron un caluroso abrazo cargado de sentimiento a los familiares.

El propio palco se vistió con imágenes del jugador blanco en su etapa en el Real Madrid, con las cinco Copas de Europa y todos los trofeos personales además de su camiseta y sus botas. El féretro del jugador estuvo cubierto por la bandera blanca con el escudo del Real Madrid.

Decenas de aficionados quisieron mostrar su cariño y respeto con flores a los pies del féretro. En dicho acto de despedida, que tendrá lugar durante este martes hasta las 21.00 horas y la mañana de este miércoles, de 9.30 hasta las 15.00 horas, varios aficionados mostraron su emoción al grito de ‘Hala Madrid’.

El capitán del Real Madrid, Iker Casillas, ha apuntado en la capilla ardiente instalada en el Santiago Bernabéu que «decir Di Stéfano es decir Real Madrid» y ha querido «agradecer» al fallecido exjugador del club que fuera responsable de «inculcar la garra, el coraje, esa furia al resto de jugadores que venían después cada década».

«Debemos agradecerle tanto a él como a todos aquellos jugadores que estuvieron a su lado ganando las seis Copas de Europa en blanco y negro porque fueron los que empezaron a inculcar la garra, el coraje, esa furia al resto de jugadores que venían después cada década. Son cosas que agradeceremos eternamente y es una labor que nos ha dejado él para ir transmitiendo de generación en generación», apuntó Casillas en declaraciones a Realmadrid TV que recoge Europa Press.

El capitán Blanco recordó que entró «en 1991 en el Real Madrid y por aquel entonces» Di Stéfano «estaba de entrenador con José Camacho». «Tengo recuerdos de haberle visto por la Ciudad Deportiva. Desde el primer momento te hablan de él tu abuelo, tus padres, tus tíos, que son los que más lo han podido saborear y te cuentan anécdotas. Era una institución; decir Di Stéfano es decir Real Madrid», añadió.

Casillas recordó que «en los últimos años» pudo tener «mucha más cercanía» con Di Stéfano». «Me ha tocado más de cerca y he hablado mucho más con él. Teníamos más afinidad y yo era el capitán. Se va una persona enorme. Iba a menos actos porque estaba mayor y ya solo le veía cuando había que hacer fotos de equipo o en actos del club. Le importaba poco el acto y lo que le gustaba era juntarse con los jugadores y contar anécdotas. Tenía un desparpapajo innato», recordó.

Eterno rival

El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, ha señalado que su club «siempre considerará el número uno del fútbol mundial» al fallecido Di Stéfano, durante su paso por la capilla ardiente del Santiago Bernabéu, donde definió al hispano-argentino como «el sueño de toda persona que se dedica a este deporte».

«Me enteré porque me llamaron del club para decirme que había fallecido y la verdad es que es una gran pérdida, una pérdida irreparable. Era un magnífico jugador, yo creo que el mejor de todos los tiempos. Indudablemente, los que le hemos visto jugar en el campo y los que hemos tenido trato fuera de él sabemos que se ha ido una buena persona», lamentó Cerezo sobre un jugador que «era diferente a todos».