El descenso ya es matemático

La victoria del Palencia sobre el Amorebieta condena a la Segoviana a jugar en Tercera la próxima temporada.

3

La Gimnástica Segoviana ya no tiene ni una opción matemática de mantenerse en la Segunda División, tras confirmarse su descenso a la Tercera tras la victoria del Palencia en La Balastera sobre el Amorebieta, lo que deja al conjunto palentino fuera incluso de la plaza de promoción, con 15 puntos de ventaja sobre la Segoviana con 12 aún por disputarse. Es la Real B quien ocupa ahora el puesto de promoción, pero con 13 puntos de margen sobre el conjunto gimnástico.

Así que, a cuatro jornadas para el final de la competición regular, la Segoviana ha confirmado su descenso, al igual que lo han hecho Lemona y Burgos, y está cerca de hacerlo la Arandina, que con su empate precisamente en el campo del Lemona se coloca a cuatro puntos de la promoción. Curiosamente, los tres equipos que el año pasado ascendieron desde el grupo octavo de la Tercera División, están a punto de firmar su descenso en la temporada siguiente, lo que confirma la fortaleza del grupo vasco, con un buen número de equipos que triplicaban en presupuesto a los recién ascendidos.

De esta manera, la Segoviana afrontará los cuatro últimos encuentros de Liga, en casa frente a Athletic B y Lemona, fuera con Logroñés y Burgos, con poco que jugarse, ya que tiene a la Arandina a nueve puntos con el gol/average perdido, lo que deja la decimoséptima plaza prácticamente inalcanzable. El único aliciente puede ser ahora el de mantenerse en la decimoctava posición, con el Burgos a tres puntos, y el de empezar ya a trabajar en lo que será el proyecto de la próxima temporada en la Tercera División, que vendrá marcado por el mismo rigor presupuestario que en Segunda B, pero sin duda con otros objetivos deportivos, puesto que no parece demasiado factible que muchos de los jugadores que actualmente integran la plantilla azulgrana continúen en las filas de la Segoviana la próxima temporada. Así que habrá que plantearse no sólo el relevo generacional, sino también la posibilidad de que el club afronte con el dinero más que justo una reestructuración de su primera plantilla.