El CD Base Caja Segovia se vio superado por el líder Villamuriel

Los segovianos solo pudieron ganar el último cuarto de un partido muy físico

0

Derrota del CD Base Caja Segovia frente al líder, Hormigones Sierra Villamuriel, por un marcador final de 58 a 72. En el primer encuentro de 2010 ante sus aficionados, el conjunto segoviano se enfrentaba a un rival con la misma base que el año pasado que, con un par de incorporaciones interesantes que han reforzado un equipo muy compacto y fuerte, ha alcanzado el primer lugar de la clasificación.

Los palentinos demostraron su buen estado de forma desde el inicio, poniéndose por delante 0 a 4 con canastas fáciles, pero respondidas por el CD Base, gracias al acierto de Jorge Sánchez y González. De todas maneras, los de casa no pudieron tomar ventaja y, tras el 6-8, fueron descolgándose por culpa de los errores en el tiro y en el rebote defensivo, que propiciaban ataques rápidos y sencillos del Villamuriel. Así, con un triple del visitante Carretero sobre la bocina, se llegó al final del primer cuarto (10-23).

En el segundo parcial no le iban a ir mejor las cosas a los pupilos de Mauro Martín, a pesar de empezar con una canasta de su base Yagüe, tras recoger un rebote. Pero los palentinos no fallaban, mientras cargaban de faltas a los segovianos, retirando a Jorge González con su tercera personal cuando habían pasado cuatro minutos.

Con el 17-31, en el ecuador del cuarto, las árbitros señalaron una técnica al banquillo visitante, pero solo sirvió para que el CD Base recortara dos puntos. A partir de entonces el Villamuriel jugó a medio gas, dejando los ataques estáticos para los de casa y dedicándose a correr el contraataque, con bastante acierto. De esta manera se llegaría al descanso con un claro 22-37 que pudo ser peor, pero Medina acertó con un último triple.

El tercer cuarto empezó muy bien para el CD Base Caja Segovia, con un tiro de tres de Corrales, respondido con canastas fáciles de Tobar, uno de los destacados del Villamuriel.

Las anotaciones de los segovianos llegaban a cuentagotas –tras el triple de Corrales la segunda canasta en juego no iba a llegar hasta el minuto 5 y medio– y se veía muy complicado el camino hacia el aro. De este modo, en poco más de dos minutos los visitantes acumularon un parcial favorable de 0-8 que les dio un empuje casi definitivo. Los de casa fallaban en el balance defensivo, y el tercer periodo se cerro con el Villamuriel veinte arriba (40-60).

El mejor momento del CD Base –aunque llegó demasiado tarde para inquietar al rival– coincidió con el último cuarto. En estos diez últimos minutos de juego los de casa se aplicaron en defensa y, comandados por Jorge Sánchez, hicieron pasar por algún que otro apuro a los de Villamuriel de Cerrato. Pero el partido se volvió demasiado tosco (se repartieron tres faltas técnicas y una antideportiva), y el conjunto segoviano no tuvo tiempo de dar forma a la remontada, quedándose catorce puntos abajo cuando sonó la bocina final, después de imponerse en este cuarto final por un trabajado, pero insuficiente 18-12.