El camino de la ‘roja’ hasta la gran final

España ha saldado con nota alta su paso por el torneo. La Eurocopa de Francia 2016 será el próximo asalto.

1

La Eurocopa del boicot a Ucrania por la situación de la exprimera ministra Julia Timoshenko, esa Eurocopa en la que los estadios se terminaron casi cuando el árbitro dio el pistoletazo de salida en el Polonia-Grecia, la Eurocopa que también se ha jugado en Bruselas, ha terminado y todo ha sido para bien.

Después de las mil y una dudas que surgieron al inicio, el presidente de la UEFA, Michel Platini, dio su veredicto. «Polonia y Ucrania organizaron un torneo fantástico que vivirá en nuestra memoria. La frase ‘Creando historia juntos’ nunca fue tan verdadera en términos de economía, infraestructura y desarrollo a nivel social y futbolístico».

El representante del organismo futbolístico continental no quiso dejar de lado el espectáculo que ha generado el campeonato continental. «Los jugadores mostraron un gran fútbol de ataque, hubo muchos goles y los aficionados crearon un ambiente inigualable. Estoy satisfecho con todos los que han formado parte de este proyecto», afirmó.

Y en ese proyecto ha tenido mucho que ver España, que ha sabido sortear las dificultades para seguir siendo una de las mejores. El equipo arrancó ante Italia con el apoyo de los Príncipes y de Mariano Rajoy. No se sabe si les dieron mucha suerte o no, el caso es que la ‘roja’ firmó tablas con la escuadra ‘azzurra’, los fantasmas del pasado volvieron a aparecer y los medios volcaron sus críticas contra los chicos de Del Bosque y el propio técnico.

Días más tarde, Irlanda pagó los ‘platos rotos’ con un partido en el que el combinado nacional anotó cuatro espléndidos tantos para despejar todas las dudas y ponerse al frente del Grupo C.

El último encuentro de la primera fase, ante Croacia, nos dejó la polémica del resultado. Españoles y balcánicos podían aliarse para dejar fuera a Italia, pero el ‘biscotto’ no se hizo realidad y los transalpinos consiguieron el billete, amén de que la ‘roja’ ganase al cuadro mediterráneo con un tanto de Navas.

Los cuartos de final acechaban en el horizonte y Francia se interponía en nuestro camino. La revancha del Mundial 2006 estaba en mente, pero el ogro galo no fue para tanto y el conjunto patrio mandó al vecino a casa con dos tantos del donostiarra Xabi Alonso.

El siguiente escollo también prometía y mucho, pues otro vecino, en este caso Portugal, nos esperaba en semifinales. El cuadro luso nos lo puso complicado, pero Casillas, el larguero y la suerte se aliaron con el equipo en la tanda de penaltis. España ya estaba en la final, pero esa es otra historia.

La próxima Eurocopa se disputará en Francia 2016, donde la principal novedad será que, en vez de 16 equipos, habrá 24. Un nuevo reto para la organización, los jugadores y los medios de comunicación.