El Bayern supera un susto inicial

Los alemanes dejan con la miel en los labios al Benfica y estará en semifinales tras reaccionar al gol de Jiménez

0

El Bayern de Múnich obtuvo el billete a sus quintas semifinales de Liga de Campeones consecutivas a pesar de no pasar del empate ante el Benfica (2-2), haciendo bueno el 1-0 de la ida sin dejarse sorprender por un correoso contrincante, que llegó a saborear la remontada al ponerse por delante en la primera mitad.

El triunfo por la mínima de la ida impidió la existencia de un ápice de relajación en el encuentro definitivo. Con la entrada en el selecto club de los cuatro mejores conjuntos de Europa en juego, el Bayern salió con la intención de reflejar el por qué llegaron a la capital lusa como favoritos, aunque unas aguerridas ‘águilas’ sacaron sus garras y complicaron al máximo el pase. Sin embargo, los bávaros se mantuvieron aún con vida en las tres competiciones en la última temporada a las órdenes de Pep Guardiola.

El técnico catalán dio especial protagonismo al centro del campo y a las bandas, tratando de explotar al máximo la velocidad endiablada tanto de Ribery como de Douglas Costa. El dominio de la pelota cayó con precocidad en los pies de los jugadores visitantes, que este miércoles carecieron de la referencia en el área de Lewandowski, por lo que no encontraron rematador con facilidad.

Entre tanto, en las filas portuguesas el guión planteado hacía prever que no contarían con excesivas opciones, por lo que debían amarrar las que tuvieran a base de pegada. Intentando hacer de la defensa su mejor ataque, los locales buscaron la meta rival mediante balones largos hacia su un Raúl Jiménez que tuvo que guisárselas él solo.

A pesar de la dificultad de su misión, el mexicano consiguió meter a los suyos en la eliminatoria tras cabecear un centro lejano desde la izquierda. El punta contó con la ayuda de un irreconocible Neuer, que dejó su puerta al descubierto pretendiendo blocar el envío aéreo dándole toda la ventaja del mundo. El tanto, además de desbocar el éxtasis en el estadio, remitía la ronda hasta el tiempo de prolongación, un estado que apenas tuvo continuidad.

El Bayern volvió a ponerse el mono de trabajo en busca de, al menos, abrir su casillero goleador, como desveló el entrenador español en la previa del encuentro. De este forma, la suerte del gol no se demoró y se alió nuevamente con el chileno Arturo Vidal, que en el Allianz Arena fue el único goleador en cuartos.

El centrocampista aprovechó a la perfección un rechace en la frontal del área con el arquero lisboeta fuera de su posición, empalando un pelotazo que agitó las redes de la portería para que el conjunto germano diera un paso de gigante hacia sus quintas semifinales de Liga de Campeones consecutivas.

El 1-1 provocó que el Benfica se viera obligado a obtener una ventaja mínima de dos goles para firmar su retorno a ‘semis’, por lo que despreocuparon su retaguardia en mayor medida en busca de un hito histórico frente a uno de los ‘cocos’ en la competición. Rui Vitória asumió riesgos y eso le costó caro, puesto que el partido se convirtió en un correcalles en el que los campeones de la Bundesliga actuaron como puñales para poner el segundo en sus arcas, obra de Müller a la salida de un córner.

La remontada sentenció definitivamente el billete por las semifinales, pero los lusos no bajaron los brazos en ningún instante y devolvieron al marcador la igualada. Un golazo de falta del recién entrado Talisca despidió a los campeones de la liga portuguesa dando una muy buena imagen, por lo que sus esfuerzos durante lo que resta de campaña deberán centrarse en finiquitar cuanto antes un título liguero que saborean, encabezando la clasificación con dos puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor.