El Barça no quiere sorpresas

El vigente campeón de Europa busca su primera victoria ante un rival al que nunca se ha enfrentado, el BATE Borisov.

1

El Barcelona intentará hoy lograr su primera victoria en la presente edición de la Liga de Campeones a costa del BATE Borisov, un rival al que nunca se ha enfrentado. Tras el inesperado tropiezo de la primera jornada -el Milán arrancó un punto en el Camp Nou en el último minuto de partido-, el bloque ‘culé’ no quiere sorpresas y espera vencer al vigente campeón bielorruso en el Dinamo Stadion.

El técnico Pep Guardiola no podrá contar con los lesionados Andrés Iniesta, Alexis Sánchez e Ibrahim Afellay, pero sabe que una derrota en Minsk empezaría a complicarle la clasificación, y por eso alineará a todos los pesos pesados que tiene disponibles, empezando por Puyol y Piqué, la pareja titular de centrales que varios meses después podrían coincidir de nuevo en la zaga tras superar sus respectivas lesiones. Ambos formarán junto a los laterales Alves y Abidal una defensa de cuatro, pues parece poco probable que el ‘míster’ repita la línea de tres que tan buenos resultados le está dando en los encuentros de casa, pero que le ha causado algunos problemas como visitante.

En el centro del campo, Xavi parece ser el único fijo. Junto a él, Guardiola podría apostar por algo más de músculo, lo que propiciaría el regreso de Keita al once titular. Sergio Busquets o Mascherano ocuparían la posición de pivote defensivo.

En ataque, tres hombres (Villa, Cesc y Pedro) lucharán por ocupar los dos puestos de acompañante de la estrella de la escuadra, el argentino Leo Messi.

El BATE ha perdido sus cuatro anteriores choques ante conjuntos españoles (Villarreal y Real Madrid lo batieron por partida doble en la UEFA 2007-09 y la ‘Champions’ 2008-09) y todo apunta a que no lo tendrá nada fácil cuando reciba esta noche al cuatro veces campeón de Europa.

En la Liga de Campeones de hace tres temporadas, la de su debut, sumó solo un punto de nueve en casa, pero desde que empezó la pasada campaña únicamente ha perdido uno de sus últimos 11 encuentros europeos como local, tanto en Borisov como en Minsk.

Su entrenador, Victor Goncharenko, ha descrito el choque como una «gran fiesta» para Bielorrusia, animado por el empate a domicilio cosechado en la primera jornada ante el Victoria Plzen checo (1-1). El bloque anfitrión no podrá contar con su máximo artillero, Rodionov, lesionado de gravedad, por lo que el gol lleva los nombres del internacional serbio Mateja Kezman y el brasileño Bressan, ‘pichichi’ de su competición la pasada campaña. El ex jugador de Atlético de Madrid, PSV Eindhoven, Chelsea, Paris Saint-Germain y Zenit, fue fichado en agosto especialmente para disputar la Liga de Campeones, aunque físicamente no se encuentra al cien por cien.

El BATE intentará plantar cara al Barça con una enorme disciplina táctica y con las líneas muy juntas, como hizo en su momento el Rubin Kazan, aunque con una mayor proyección ofensiva que el ultradefensivo equipo eslavo. Los bielorrusos se caracterizan por su extraordinaria preparación física, que corre a cargo del español José Pastor, formado en el Villarreal.

Además, contará con la ventaja del estado del terreno de juego del Dinamo Minsk, donde los hombres de Goncharenko disputan las competiciones europeas, que deja mucho que desear incluso antes del crudo invierno.