El Barça inicia la cuenta atrás

Guardiola reservará a los más habituales para que lleguen frescos a la cita de Roma.

1

Después de conquistar la Liga el pasado sábado tras la derrota del Real Madrid y el partido frente al Mallorca, el Barcelona no trabajará hasta mañana con el objetivo de que la plantilla descanse al máximo de cara a la final de la ‘Champions’, última cita de la temporada para el conjunto azulgrana.

Tal y como confirmó Pep Guardiola, los futbolistas habituales del primer equipo, que no viajaron a la capital balear, no participarán en ningún otro partido con el objetivo de que se concentren únicamente en el decisivo compromiso del día 27, cuando el Barcelona se verá las caras con el Manchester United en el Olímpico de Roma.

Así pues, y después de perder ante el bloque de Gregorio Manzano, el técnico catalán dio libre a los suyos hasta mañana a las 18 horas. El jueves se repetirá la misma situación, con un entrenamiento verpertino, mientras que, de cara al viernes, la plantilla está citada por la mañana.

El próximo sábado, el ya campeón se verá las caras con Osasuna en el choque correspondiente a la penúltima jornada del torneo doméstico. Aprovechando esta cita con la afición en el Camp Nou, el estadio festejará el 19º título de Liga de la historia del club.

Por último, tanto el domingo como el lunes, la escuadra ‘culé’ centrará todos sus esfuerzos en ultimar detalles para afrontar el importante duelo contra el Manchester United con plenas garantías a pesar de las bajas.

Por otro lado, Víctor Valdés ganará el trofeo Zamora por segunda vez en su carrera, pues el cancerbero azulgrana ya no jugó en Mallorca y tampoco lo hará en las dos últimas jornadas ante Osasuna y Deportivo de La Coruña.

Con el título de Liga asegurado y con la final de Roma a la vuelta de la esquina, el de L’Hospitalet de Llobregat, que ha recibido 31 goles en los 35 partidos que ha disputado, se asegura por tanto el título, ya que el segundo clasificado, el sevillista Andrés Palop, ya no puede alcanzarle.

Llevarse el galardón no será nada nuevo para Valdés. En la temporada 2004-05, en la que se levantó la primera de las dos Ligas con Frank Rijkaard en el banquillo, el arquero también fue el menos batido de la competición. Entonces, firmó un registro aún mejor (0,71 tantos encajados).

También Pinto, el suplente del catalán, ha levantado este trofeo. El andaluz lo hizo la temporada 2005-06, con el Celta de Vigo.

Además, lograr este trofeo en dos ocasiones solo está al alcance de los más grandes. De hecho, porteros como Zubizarreta (1986-87), Urruticoechea (1983-84), Artola (1977-78) o Reina (1972-73) han ganado una sola vez el Zamora.

Ramallets, líder en esta clasificación, fue hasta cinco veces el meta menos goleado de Primera, a pesar de que solo en dos ocasiones consiguió el premio, pues el trofeo se instauró en 1958, mientras que Sadurní lo alzó tres veces.