El Real Madrid se mide ante un Zalgiris extramotivado

Sergio Llul acusa baja tras dañarse el bíceps femoral y peligrará el inicio de los ‘playoffs’

22
El Real Madrid intentará no fallar ante su público, a quien le dio el disgusto de la derrota ante el CSKA.
Europa Press / Madrid El Real Madrid pondrá hoy el cierre a la fase regular de la Euroliga con la visita del Zalgiris Kaunas lituano, un rival que se juega mucho más en el WiZink Center, aunque la ‘locura’ de la última jornada y el número de equipos implicados hace que ni siquiera le pueda valer ganar. La primera fase de la máxima competición continental arroja un final de máxima tensión, acuciado porque no hay unificación de horarios, y en la que están implicados seis equipos por las tres plazas que restan para estar en el ‘playoff’. Cuatro están con un balance de 14-15, entre ellos el campeón lituano, que llega en buen momento de resultados y al que la victoria le ayudaría bastante. El objetivo principal para los de Sarunas Jasikevicius es batir al actual campeón, algo complicado según la estadística ya que únicamente lo hicieron en una ocasión, y en casa, en los últimos 19 enfrentamientos. El carismático ‘Saras’ no estuvo demasiado lejos de lograrlo en sus tres visitas y ahora podría aprovecharse de que los de Pablo Laso tienen problemas físicos y están pensando más en reservar energía para lo que se avecina. De momento, el Real Madrid intentará no fallar ante su público, que esta temporada únicamente se llevó hasta el momento el ‘disgusto’ de la derrota ante el CSKA. Con los deberes hechos ya desde hace varias jornadas, igualar el número de triunfos de hace dos temporadas (23) podría ser un acicate también en un partido donde la atención de la previa recayó en la lesión de Sergio Llull. El base de Mahón se dañó el bíceps femoral y será baja durante varios partidos, peligrando incluso el inicio de los ‘playoffs’. Laso no podrá contar con su concurso, no tan decisivo esta temporada, y podría reservar también a los ‘tocados’ Anthony Randolph, Rudy Fernández, autor del increíble triple que dio la victoria en Atenas la pasada semana, y Gabriel Deck. “Para ellos es un partido a vida o muerte y esto le da una dificultad añadida al encuentro. Sobre el papel, su motivación es mayor que la nuestra pero jugar en casa y un partido de Euroliga es siempre una motivación para cualquier jugador del Real Madrid”, advirtió Laso. zalgiris Por su parte, el Zalgiris se plantará en la capital en su mejor momento para intentar repetir ‘playoff’ y aspira a su segunda ‘Final Four’ consecutiva. El equipo lituano ganó sus últimos cinco partidos, tres ante rivales directos (Bayern, Maccabi y Olympiacos), y todos sin el concurso de Paulius Jankunas, una de sus referencias. El Real Madrid intentará no fallar ante su público, a quien le dio el disgusto de la derrota ante el CSKA. / Europa press
Publicidad

El Real Madrid pondrá hoy el cierre a la fase regular de la Euroliga con la visita del Zalgiris Kaunas lituano, un rival que se juega mucho más en el WiZink Center, aunque la ‘locura’ de la última jornada y el número de equipos implicados hace que ni siquiera le pueda valer ganar.

La primera fase de la máxima competición continental arroja un final de máxima tensión, acuciado porque no hay unificación de horarios, y en la que están implicados seis equipos por las tres plazas que restan para estar en el ‘playoff’. Cuatro están con un balance de 14-15, entre ellos el campeón lituano, que llega en buen momento de resultados y al que la victoria le ayudaría bastante.

El objetivo principal para los de Sarunas Jasikevicius es batir al actual campeón, algo complicado según la estadística ya que únicamente lo hicieron en una ocasión, y en casa, en los últimos 19 enfrentamientos. El carismático ‘Saras’ no estuvo demasiado lejos de lograrlo en sus tres visitas y ahora podría aprovecharse de que los de Pablo Laso tienen problemas físicos y están pensando más en reservar energía para lo que se avecina.

De momento, el Real Madrid intentará no fallar ante su público, que esta temporada únicamente se llevó hasta el momento el ‘disgusto’ de la derrota ante el CSKA. Con los deberes hechos ya desde hace varias jornadas, igualar el número de triunfos de hace dos temporadas (23) podría ser un acicate también en un partido donde la atención de la previa recayó en la lesión de Sergio Llull.

El base de Mahón se dañó el bíceps femoral y será baja durante varios partidos, peligrando incluso el inicio de los ‘playoffs’. Laso no podrá contar con su concurso, no tan decisivo esta temporada, y podría reservar también a los ‘tocados’ Anthony Randolph, Rudy Fernández, autor del increíble triple que dio la victoria en Atenas la pasada semana, y Gabriel Deck.

“Para ellos es un partido a vida o muerte y esto le da una dificultad añadida al encuentro. Sobre el papel, su motivación es mayor que la nuestra pero jugar en casa y un partido de Euroliga es siempre una motivación para cualquier jugador del Real Madrid”, advirtió Laso.

zalgiris

Por su parte, el Zalgiris se plantará en la capital en su mejor momento para intentar repetir ‘playoff’ y aspira a su segunda ‘Final Four’ consecutiva. El equipo lituano ganó sus últimos cinco partidos, tres ante rivales directos (Bayern, Maccabi y Olympiacos), y todos sin el concurso de Paulius Jankunas, una de sus referencias.

Entre las múltiples combinaciones para los candidatos a clasificarse, una ‘probable’ es que CSKA, Efes y Panathinaikos, que juegan en horarios más tempranos el mismo día, ganen sus partidos en casa ante Baskonia, Armani y Buducnost y eso le abra la puerta con un triunfo en el WiZink sin tener que esperar.