Difícil de explicar

El Naturpellet se queda a las puertas de puntuar en Ferrol tras fallar innumerables ocasiones.

0

El Naturpellet Segovia llegaba a Ferrol para repetir su victoria de la pasada temporada y así recuperar el camino perdido con la derrota ante el Barcelona B Lassa en la jornada anterior. Una situación idéntica a la que presentaba su rival que, también con seis puntos, venía de perder en Elche. El conjunto segoviano hizo todo lo posible por conseguir los tres puntos, pero en los minutos finales se tuvo que conformar con aferrarse al empate y tampoco pudo rascar un punto a pesar de disponer de reiteradas ocasiones.

El partido comenzó con la iniciativa del cuadro de Segovia. En los pies de sus jugadores es en quienes se producían las circulaciones más duraderas y un sentido estructurado en la elaboración de la jugada. Como contrapartida, el conjunto local se expresaba a base de ataques rápidos, intentando que el control del partido se midiese por la intensidad y la aceleración en lugar de en la cantidad de posesión. Los visitantes quisieron dar un nuevo sentido al encuentro muy rápido. Diego Gacimartín cambió a sus cuatro hombres en pista en el cuarto minuto. La maniobra fue respondida por el conjunto local subiendo las líneas de presión. Eso generó el primer espacio en el campo de O Parrulo.

Un despiste sobre la marca de Iván Quintín en un saque de banda dejó al visitante solo pero a casos centímetros de poder conectar con el cuero en el segundo palo. En el minuto 6 Edu disparó cruzado cerca del poste y dos más tarde, en los mejores momentos del Naturpellet, Álvaro López regateó a cuantos le salieron al paso para chutar ante Illi que consiguió desviar. A continuación, con el meta local batido, fue Edu quien disparó contra la cruceta.

Con el regreso del local Rubi a la pista el partido volvió a equilibrarse. El juego se llenó de imprecisiones y era difícil ver acciones coordinadas de más de tres pases. Quien más partido le sacó a la situación fue el equipo local que en el minuto 16, por medio de Zala, aprovechando un rechace en el área tras un disparo de Jacobo, consiguió batir a Cidão.

La desigualdad en el marcador duró un minuto. En el siguiente, Edu tuvo el empate en un chut que mandó fuera pero, a continuación, quien no perdonó fue Alvarito al concretar una contra tras un robo visitante en el medio de la cancha. El regreso de los vestuarios no fue el deseado para el Naturpellet. A los 30 segundos Álex Durán culminó una acción combinada de O Parrulo para adelantar de nuevo a los locales. Los visitantes lo acusaron viéndose por debajo también en el juego durante esta fase. En el minuto 24, en una llegada de Rubi ante Cidão el de O Parrulo hizo el 3-1 al picar el esférico por encima. Ocho minutos tardó en reencontrarse el Naturpellet. El punto de arranque lo puso Alvarito en un disparo que Ille salvó con el pecho.

El último cuarto el juego aumentó muchísimo la intensidad. Más cuando en el minuto 32 Borja Blanco reducía la diferencia al culminar una excelente acción en la que participaron los cuatro jugadores del conjunto visitante. La escuadra local contestó de inmediato con un gol de Rubi que conectó en el segundo palo una falta sacada por Íñigo. Dentro del frenesí ofensivo de ambos equipos, Álex Durán casi marca de nuevo para O Parrulo y Borja Blanco desde la frontal en un lanzamiento que se marchó por centímetros. El visitante lo hizo al aprovecharse de una indecisión de Illie para subir el que sería definitivo 4-3 a puerta vacía. Era un minuto después que Gacimartín arriesgara con portero-jugador poniendo a Alvarito en ese trance.

La escuadra segoviana se había ido descaradamente al ataque, lo que aprovechó Diego Ríos para ordenar transiciones rápidas. En una de ellas Miguel estuvo a punto de sentenciar mandando el balón al palo en l minuto 38. En la continuación fue Chus el que a punto estuvo de empatar cuando disparó al larguero. Cuando O Parrulo armaba su contra el conjunto visitante cometió su quinta falta del período. El último minuto fue de auténtico infarto y a siete segundos del final Álex Fuentes se encontró con el último palo del partido que impedía el empate del Naturpellet.