Vettel y Mercedes se miden en casa antes del parón veraniego

El Mundial llega a su ecuador en Hockenheim, donde el actual líder nunca ha ganado, con el renovado Hamilton como gran amenaza • Alonso vuelve a uno de sus circuitos fetiche

13
Vettel, líder del Mundial con ocho puntos de ventaja sobre Hamilton, inspecciona el circuito de Hockenheim.
Vettel, líder del Mundial con ocho puntos de ventaja sobre Hamilton, inspecciona el circuito de Hockenheim. / EFE
Publicidad

El Mundial de Fórmula 1 llega este fin de semana a su ecuador con la disputa del Gran Premio de Alemania, la carrera de casa para el líder del campeonato, Sebastian Vettel (Ferrari), y también para Mercedes, que estrenará tranquilidad tras el anuncio de la renovación de Lewis Hamilton.

El británico, que ha logrado tres títulos mundiales y un total de 44 victorias con las ‘flechas plateadas’, llega a esta undécima cita del calendario con la tranquilidad de haber firmado su nuevo contrato hasta 2020, lo que le permitirá centrar todos sus esfuerzos en recortar la renta de Vettel.

Por su parte, el alemán afianzó levemente su liderato tras sellar su cuarto triunfo de la temporada en Gran Bretaña y ahora atesora ocho puntos respecto a Hamilton, que llegará decidido a devolver la jugada a su rival y fastidiarle la carrera de casa.

Vettel, que nunca ha ganado en Hockenheim —sí lo hizo en Nürburgring hace cinco años— podría estar ante su última oportunidad de triunfar delante de su gente, ya que el Gran Premio de Alemania es una de las grandes incógnitas de cara a 2019. A final de temporada expira el contrato entre el circuito alemán y el Mundial y su posible renovación es una duda.

El buen momento de forma de Ferrari, que ha colocado a sus dos pilotos en el podio en las dos últimas carreras, es otro aliciente para el germano ante un Hamilton que sí sabe lo que es ganar en Hockenheim y que buscará su cuarta victoria en el Gran Premio de Alemania, lo que le haría igualar la plusmarca de Michael Schumacher.

En cuanto a Red Bull, Daniel Ricciardo atraviesa un bache, justo cuando los rumores sobre su incierto futuro están más vivos que nunca, y ha caído al cuarto puesto del Mundial, ya a 65 puntos del liderato, tras encadenar cuatro carreras sin pisar el podio. También llegará con ganas su compañero Max Verstappen, que abandonó en Silverstone tras sumar su primer triunfo del año en Austria.

Alonso, tres victorias

En cuanto a la representación española, Fernando Alonso vuelve a uno de los circuitos que le traen mejores recuerdos, ya que venció en Hockenheim hasta en tres ocasiones (2005 con Renault y 2010 y 2012 con Ferrari).

Sin embargo, aquellos tiempos de gloria se siguen alejando y así lo resalta un dato bastante llamativo: su última pole fue precisamente en el GP Alemania de 2012 y desde aquel día encadena 116 carreras sin empezar una prueba desde el primer puesto.

Después de un lapso de tres carreras fuera de los puntos, el asturiano encadena dos octavos puestos que le han permitido recuperar la octava plaza en el Mundial por delante de su ‘enemigo’ Kevin Magnussen (Haas). Un fin de semana más, un resultado así se presume como su techo mientras sigue dándole vueltas a su futuro.

Por su parte, Carlos Sainz (Renault) ocupa la décima plaza en el Mundial tras sufrir en Gran Bretaña su primer abandono de la temporada y llegará con ganas de resarcirse a un trazado donde solo ha competido una vez en la F1. Fue con Toro Rosso en 2016, cuando concluyó decimocuarto, un resultado que aspira a mejorar en esta penúltima cita antes del tradicional parón veraniego.