El entrenador del FC Barcelona, Ernesto Valverde. / EFE
Publicidad

El entrenador del FC Barcelona, Ernesto Valverde, se mostró “contento” de como había ido la gira por Estados Unidos después que el sábado el equipo goleara 4-0 al Nápoles en el segundo partido amistoso que ambos clubes disputaron en una semana en su gira norteamericana.

“Todo ha sido una gran experiencia, pero como es lógico queremos ya volver a casa y comenzar a pensar en el partido de la próxima semana en San Mamés frente al Athletic de Bilbao”, comentó Valverde. “Pero estoy contento porque en el último partido de la pretemporada había que mostrar la perspectiva de lo que debe ser el equipo en la Liga y hemos estado bien, intensos y hemos creado bastante más peligro”, agregó.

Valverde dijo que la mejor definición que se podría hacer de lo que sucedió en el césped artificial del Michigan Stadium, al que acudieron 60.043 espectadores fue el “equilibrio” que mostró todo el equipo.

“Nuestros goleadores han marcado y el equilibrio entre defensa y ataque ha estado muy bien”, subrayó Valverde.

A pesar de la ausencia de la gran estrella del equipo, el delantero argentino Lionel Messi, quien no viajó con el equipo al estar ligeramente lesionado.

Lesión que ha generado algún tipo de interrogante sobre el “momento” que se dio, un día antes de viajar a EEUU lo que algunos ven como la manera de “evitarle” a la estrella una gira que el propio Valverde, como el resto de los jugadores del Barcelona, habían “cuestionado”.

“Me encantaría que estuviera de vacaciones. Si no ha venido aquí es porque está lesionado. Veo difícil que lo recuperemos para el viernes cuando nos enfrentemos al Athléeic”, adelantó Valverde. “Sigue con el proceso de recuperación y no estoy seguro de que pueda estar en el inicio de Liga”, reiteró.

El entrenador del FC Barcelona se centró de nuevo en lo que había sucedido en el partido y dijo que el ataque, formado por el tridente Démbele, Luis Suárez y Antoine Griezmann, había tenido un gran rendimiento.

“En el primer tiempo llevábamos el dominio del partido, no estuvieron acertados con el gol, pero dominábamos. Luego, al marcar el primer gol, el partido se abrió más y pudimos marcar más”, analizó Valverde, quien rechazó que el buen rendimiento del “tridente” le pueda generar un problema en el futuro con la incorporación de Messi.

“Los problemas sería no tenerlos. Si no los tuviera, sí tendría un problema. Si los tengo ya solo es una cuestión matemática y de poner 11 en el campo”, defendió Valverde.

El máximo responsable técnico del campeón de La Liga también reconoció la importancia del primer gol que había conseguido Griezmann para el equipo.

“Los goleadores siempre se alimentan de las oportunidades que tienen, de los goles y es bueno que se relacione con el gol. Estamos contentos, él también. Es un jugador que nos da mucho en los ataques, también con sus desmarques, no solo con el gol”, analizó Valverde.

En este sentido, el técnico blaugrana reiteró que espera que Griezmann se mantenga siempre más cerca del área, donde su participación será más eficaz.

“Ya veremos cuando esté Leo (Messi) que es lo que ocurre, pero la posibilidad de que Griezmann pueda jugar de delantero y en la banda para nosotros es bueno, aunque pisa más área. Es un perfil diferente al de Dembélé, que es más extremo o Coutinho, que es más delantero o centrocampista”, detalló el entrenador español, que alabó la destreza de sus nuevos jugadores.