Una lesión amarga el emocional adiós de Ferrer

El de Jávea, obligado a retirarse ante Nadal en su último partido de Grand Slam

19
David Ferrer se lamenta tras abandonar su partido ante Rafa Nadal.
David Ferrer se lamenta tras abandonar su partido ante Rafa Nadal. / EFE
Publicidad

Rafa Nadal superó un debut muy emocional en el US Open, cuarto y último Grand Slam de la temporada, frente a su amigo David Ferrer, que se tuvo que retirar en el último set del que, como ya había anticipado, era el último torneo ‘grande’ de su carrera.

Nadal, máximo favorito y último campeón en Flushing Meadows, se enfrentará en segunda ronda con el canadiense Vasek Pospisil después de una hora y media de encuentro contra Ferrer, que se vio obligado a abandonar por una sobrecarga muscular en su gemelo derecho. Fue la primera retirada de su carrera en los 208 partidos de Grand Slam que ha disputado.

En el duelo entre el número 1 y el 148 del mundo, un Ferrer que llegó a ocupar el tercer puesto de la ATP hace cinco años, Nadal se apuntó con comodidad el primer set gracias a dos roturas de servicio, pero el componente emocional del partido ante uno de sus mejores amigos del circuito le descentró en el segundo, tal y como él mismo reconoció.

Así, el alicantino, de 36 años, regaló uno de los alardes de garra que siempre le han caracterizado en su trayectoria y llegó a endosarle dos ‘breaks’ al balear, que se vio 2-4 abajo en el segundo set. Sin embargo, a ‘Ferru’ el cuerpo solo le aguantó un juego más y tuvo que abandonar cuando aún mandaba por 3-4.

“No quiero dramatizar, porque la retirada de hoy no va a empañar mi carrera. He dado buen nivel de tenis, he tenido la oportunidad de jugar en la central con Nadal, me he roto el sóleo y lo acepto. Me quedo con lo bueno, si algo he aprendido de mis derrotas es a saber llevarlo mejor, es con lo más contento me quedo sobre todo al final de mi carrera”, confesó Ferrer tras el partido.

“Lo siento mucho por él. Es uno de mis mejores amigos en el circuito y hemos pasado muchos momentos maravillosos juntos. Es triste para él terminar de esta manera”, lamentó Nadal nada más terminar el encuentro, que tuvo como epílogo un sentido abrazo entre ambos jugadores, protagonistas de grandes momentos como compañeros en la Copa Davis.

Compartir