Un set para soñar

España da una exhibición (6-0) ante Croacia para reafirmar su nueva imagen • Asensio y Saúl relucen en el estilo de Luis Enrique y Rodrigo vuelve a ver puerta ante la subcampeona del mundo • Rakitic y Modric, anulados

27
Rodrigo, que ya marcó el pasado sábado ante Inglaterra, celebra con el resto de jugadores españoles el cuarto tanto de los de Luis Enrique ante Croacia, actual subcampeona del mundo.
Rodrigo, que ya marcó el pasado sábado ante Inglaterra, celebra con el resto de jugadores españoles el cuarto tanto de los de Luis Enrique ante Croacia, actual subcampeona del mundo. / EFE
Publicidad

La Selección Española se dio un festín en el Martínez Valero de Elche tras golear a Croacia (6-0) en la segunda jornada de la Liga de Naciones gracias al excelente partido de Saúl Ñíguez y Marco Asensio, los grandes protagonistas del segundo triunfo de la ‘era Luis Enrique’, una auténtica fiesta de La Roja que sigue recuperando el crédito perdido en el Mundial de Rusia.

Esta España es otra España. No hay dudas después de asaltar Wembley y golear a la vigente subcampeona del mundo. El combinado nacional tuvo más puntería que fútbol, pero tardó muy poco en inclinar la balanza a su favor cuando el marcador le dio la razón. Asensio, Ceballos, Isco y Saúl se lo pasaron en grande en lo que fue un serio correctivo a los croatas.

El centro del campo español funcionó a la perfección pese a las dificultades que impuso Croacia en los primeros minutos. El empeño de España en sacar el balón jugado estuvo a punto de jugarle una mala pasada al equipo de Luis Enrique. Santini y Perisic desperdiciaron dos oportunidades de oro, esta última tras una gran intervención de Carvajal.

Apenas un cuarto de hora fue lo que duró la gasolina a los jugadores de Zlatko Dalic porque España funcionó como un reloj. La primera réplica llevó la firma de Saúl, que fue profeta en su tierra, y no falló a su cita con los golazos. El centrocampista atlético marcó el 1-0 con un soberbio cabezazo tras un centro de Carvajal con el exterior.

Quizá no fue justo el castigo para unos croatas que pagaron muy caro sus bajas —incluida la retirada de Mandzukic— pero España entró en combustión y zanjó el triunfo antes de alcanzar el descanso. El ‘culpable’ fue Marco Asensio, quién revolucionó el partido con un doblete en apenas dos minutos.

El mallorquín fusiló a Kalinic desde 25 metros y, en segunda instancia, hizo lo propio con algo de fortuna. El lanzamiento pegó en la espalda del portero croata y el 3-0 brilló en el luminoso del estadio ilicitano. El clínic del madridista —en línea de tres cuartos— fue una barbaridad, sobre todo por la incapacidad de sus contrarios para frenarle.

Croacia, anulada

Ni Modric, ni Rakitic, ni la brillantez que demostró el cuadro ajedrezado en el pasado Mundial, pudieron detener el vendaval de España. Nadie se frenó, ni tan siquiera el propio Asensio, que ya tenía guardado un sitio en las portadas de la prensa de hoy. El balear fue quién habilitó a Rodrigo para el 4-0 con un gran servicio.

El delantero del Valencia definió con el interior de la pierna derecha y batió a Kalinic por debajo de las piernas. El gol ‘mató’ definitivamente al cuadro balcánico, incapaz de dar síntomas de vida. La fortaleza de Busquets, la varita mágica de Isco y el desparpajo de Ceballos dejaron sin opciones a su rival. Para colmo, el quinto no tardó mucho en llegar.

En esta ocasión fue Sergio Ramos, que marcó en un córner botado por Asensio. El capitán del Real Madrid no falló en una de sus especialidades, antesala del 6-0, obra de Isco, que también se apoyó en la inspiración de su ‘brother’ para zanjar el triunfo ante los croatas. El malagueño provocó la admiración de Elche con un control exquisito antes de golpear al fondo de las redes.

El malagueño no tuvo piedad y cerró el segundo test de la nueva España. Un equipo que ha encajado muy bien la llegada de Luis Enrique al banquillo, vitoreado en los minutos finales por el público de Elche. Un equipo que recordó sus mejores tiempos: el fútbol de salón, los goles y el estilo que hace ocho años llevó a bordar la única estrella que luce en el pecho de La Roja.

ESPAÑA 6-0 CROACIA

ESPAÑA: De Gea; Carvajal (Azpilicueta, min.75), Nacho, Ramos, Gayá; Busquets (Rodri, min.59), Saúl (Thiago, min.65), Ceballos; Isco, Asensio y Rodrigo.

CROACIA: Kalinic; Vrsaljko (Rog, min.20), Mitrovic, Vida, Pivaric; Rakitic, Brozovic (Pjaca, min.62); Kovacic, Modric, Perisic; y Santini (Livaja, min.71).

GOLES

1-0, min.23, Saúl.
2-0, min.33, Asensio.
3-0, min.35, Kalinic, en propia meta.
4-0, min.49, Rodrigo.
5-0, min.57, Sergio Ramos.
6-0, min.70, Isco.

ÁRBITRO: Benoit Bastien (Francia). Amonestó con tarjeta amarilla a Santini (min.12) y Brozovic (min.39) en Croacia.

ESTADIO: Martínez Valero. 33.732 espectadores. Lleno.

Compartir