Un liderato muy caro

El Barça doblega al Sevilla (4-2) para recuperar el primer puesto pendiente de Leo Messi, el mejor hasta lesionarse el codo derecho por una mala caída a una semana del Clásico

35
Leo Messi se duele en el suelo antes de ser sustituido con una lesión en el codo derecho que le hace ser duda para los próximos partidos.
Leo Messi se duele en el suelo antes de ser sustituido con una lesión en el codo derecho que le hace ser duda para los próximos partidos. / EFE
Publicidad

El FC Barcelona se impuso (4-2) al Sevilla en el Camp Nou, en un duelo directo por el liderato que se quedó el cuadro local con acierto y el seguro de Ter Stegen, bajo el miedo y la preocupación que les dejó ver a Leo Messi lesionado y dejando el campo en el minuto 26.

Los de Valverde se encontraron un partido mucho más cómodo de lo que apuntaba un posible guion, con el once que empieza a ser de gala con Arthur. La lucha por la cabeza de esta Liga de las sorpresas, con el tropiezo del Real Madrid ante el Levante y el empate del Atlético ante el Villarreal, la tuvo de cara a los dos minutos con el gol de Coutinho, y encarrilada en el 12’ por un Messi de nuevo decisivo hasta donde pudo.

El Sevilla no tuvo intensidad ni fútbol y cuando lo quiso sacar fue tarde o encontró las paradas de un Ter Stegen que aún así no pudo impedir otro partido azulgrana con lagunas defensivas. En una lucha de balón con el ‘Mudo’ Vázquez, Messi cayó al suelo apoyado en su codo y pronto cundió el pánico en la Ciudad Condal. El argentino se retorció de dolor, fue asistido y vendado, pero no pudo volver a jugar. La lesión de Messi enfrió el partido, tanto que ni siquiera el Sevilla aprovechó 10 minutos jugando con uno más.

El argentino había vuelto tras el parón internacional con el recital habitual. Le dio el pase a un Coutinho solitario entre los centrales y el brasileño la clavó en la escuadra. Con el Sevilla obligado a dar un paso adelante y gozando de una buena ocasión de Arana que se estrelló al palo, una pérdida en centro del campo y el paso profundo de Suárez permitió el 2-0.

Messi se deshizo de Sergi Gómez y enchufó a la red su séptimo gol en esta Liga. De la felicidad a la preocupación se pasó en el Camp Nou cuando poco después llegó el aterrizaje con el brazo derecho del argentino, que terminó con su partido, a una semana del Clásico ante el Real Madrid. Su puesto lo ocupó Dembélé, quien también pudo disfrutar de un partido con espacios.

Ter Stegen, un seguro

Terminó la primera parte con un intercambio de llegadas, con el francés perdonando, también la tuvo Rakitic, y el Sevilla asomando pese a su flojo ritmo, con un remate de Carriço en saque de esquina y un remate desviado de Sarabia. Los de Pablo Machín no mejoraron en exceso tras el descanso y cuando pudieron meterse en el partido toparon con Ter Stegen.

El meta alemán firmó una doble intervención de mérito, ante André Silva y Franco Vázquez, de la cual se pasó al 3-0. Luis Suárez, que había probado fortuna desde lejos, provocó el penalti que convirtió para sentenciar el liderato. No hubo cortocircuito ni Messi-dependencia porque el Sevilla apenas compareció.

Un choque por tomar las riendas de la Liga que no peligró para el Barça a pesar del intercambio de goles en los últimos minutos. Sarabia recortó con un disparo que tocó en Lenglet, Rakitic empalmó a la perfección el 4-1 y Muriel puso el definitivo 4-2. El Barça se pone líder con 18 puntos, con Alavés segundo (17), seguido de Sevilla y Atlético (16), y Real Madrid (14). El Espanyol tiene 14 también con su partido del domingo en Huesca pendiente.

FC BARCELONA 4-2 SEVILLA

FC BARCELONA: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Busquets, Rakitic, Arthur (Sergi Roberto, min.66); Messi (Dembélé, min.26), Suárez (Munir, min.81) y Dembélé.

SEVILLA: Vaclík; Navas, Kjaer (Mercado, min.55), Carriço, Sergi Gómez, Arana, Banega, Vázquez (Roque Mesa, min.69), Sarabia; Ben Yedder y André Silva (Muriel, min.78).

GOLES

1-0, min.2, Coutinho.
2-0, min.12, Messi.
3-0, min.63, Luis Suárez (penalti).
3-1, min.79, Sarabia.
4-1, min.88, Rakitic.
4-2, min.91, Muriel.

ÁRBITRO: Martínez Munuera (Comité valenciano). Amonestó a Vaclík (min.62) por parte del Sevilla.

ESTADIO: Camp Nou, 88.712 espectadores.