Toyota pide perdón a los pilotos de sus coches por la descalificación

Los dos vehículos del equipo japonés que participaron en la prueba fueron expulsados tras detectar la organización irregularidades técnicas en los bajos de los monoplazas

57
Alonso y su equipo Toyota amplían a 26 puntos su ventaja en el Mundial
Los dos Toyota consiguieron finalizar en primer y segundo puesto en la prueba. / EFE
Publicidad

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, pidió perdón a sus seis pilotos del Mundial de Resistencia, entre ellos el español Fernando Alonso, por el fallo de diseño que el pasado domingo provocó la descalificación de sus dos coches en las 6 Horas de Silverstone.
El equipo japonés firmó un doblete en la prueba británica con sus dos coches en las primeras posiciones, pero unas horas después la organización descalificó a ambos tras detectar irregularidades técnicas en los bajos de los monoplazas.

“Todos nuestros pilotos condujeron los coches con toda su potencia y la lucha por la victoria fue realmente emocionante para los aficionados, así que me siento realmente decepcionado por perder este resultado. Me gustaría pedir disculpas a los seis pilotos por no poder darles un coche con el que pudieran ganar, a pesar de que lo dieron todo”, lamentó Toyota en un comunicado.

Pese al amargo desenlace, el mandatario quiso agradecer a los seis pilotos del equipo por su “confianza en los coches y por llegar al límite” con ellos, ya que esto les permitirá “conocer las mejoras que se pueden hacer” de cara a futuras pruebas.

“Haremos que nuestros coches sean aún más fuertes para la próxima carrera, para que los pilotos puedan volver a competir en el Fuji Speedway y luchar por otro doblete que fortalezca nuestra situación en el Campeonato”, prometió en el comunicado el presidente de Toyota.

“Siguiendo las verificaciones técnicas tras la carrera los dos Toyota fueron descalificados por incumplir el artículo 3.5.6.d de la regulación técnica de los LMP1-H, la cual se refiere a la flexión de la plancha que controla la altura con el suelo”, informó la página web oficial del WEC horas después de finalizar la carrera.

El equipo japonés respondió horas después con otro comunicado donde se mostraba contrariado con la inspección técnica. “Los dos coches sufrieron daños en su parte baja por los impactos con los bordillos, esto causó que los coches no pasaran los test de flexión después de la carrera y los comisarios descalificaron los dos coches”, apunta.

“El diseño y la fabricación de esta parte no ha cambiado desde su colocación a principios de la temporada de 2017, y desde entonces ha pasado correctamente test similares, el más reciente esta temporada en Spa. El equipo está evaluando su próxima medida”, cierra.

FuenteEuropa Press
Compartir