‘Superman’ López da el golpe en La Molina

El colombiano da una muestra de fuerza en la segunda gran etapa de la Volta para llevarse la etapa y asaltar el liderato

11
Miguel Ángel López celebra su victoria en La Molina.
Miguel Ángel López celebra su victoria en La Molina. / EFE
Publicidad

El ciclista colombiano Miguel Ángel López (Astana) ganó la cuarta etapa de la Volta a Cataluña, disputada entre Llanars y La Molina sobre 150,3 kilómetros, gracias a un ataque lejano en la subida final que no pudo ser respondido por Adam Yates (Mitchelton-Scott) ni Egan Bernal (Sky) y que le hace ser el nuevo líder de la carrera.

Quedaban 6,5 kilómetros cuando el colombiano aprovechó que Yates estaba más pendiente de sus compatriotas Egan Bernal o Nairo Quintana para cambiar el ritmo y coger unos metros de distancia que ya no dejaría escapar. Todo lo contrario, se marchó a por la cabeza de carrera, la etapa y el liderato.

El gran objetivo para el líder del Astana era hacerse con el maillot de líder, pero una vez llegó a Marc Soler (Movistar) y a Gregor Mühlberger (Bora-Hansgrohe), los dos últimos supervivientes de una escapada del día formada hasta por 24 ciclistas, olió también a triunfo de etapa y se fue a por el doblete.

Tercero finalmente en la etapa, Soler rozó el triunfo en La Molina. Siguió a rueda del colombiano, que llegaba más fresco y fuerte desde atrás, hasta que el del Astana le rompió a unos 600 metros de la meta y acabó con el sueño del catalán de ganar ‘en casa’, viéndose además superado por Mühlberger, que en ningún momento pudo aguantar el ritmo de ‘Superman’.

Adam Yates, sin nada

Esta vez Quintana sí probó a dar continuidad a uno de los primeros ataques de Egan Bernal, pero fue finalmente Miguel Ángel López quien creó el terremoto que puso patas arriba la carrera. Adam Yates, que era líder virtual de la carrera, se quedó sin etapa ni liderato al no tirar de Bernal, ante la poca ayuda de éste, una vez que López ya estaba destacado por delante. Tampoco Quintana ayudó cuando llegó de nuevo a ellos dos.

Por otro lado, los pronósticos se hicieron buenos y Thomas De Gendt (Lotto Soudal) cedió el maillot de líder en La Molina. El belga lo defendió con uñas y dientes en Vallter 2000, cuando ya nadie esperaba que siguiera de líder, pero en las primeras rampas de la subida final de este jueves dijo adiós a su sueño.

Hoy, la quinta etapa, pone fin a la montaña. Con salida en Puigcerdà y llegada a Sant Cugat del Vallès tras 188,1 kilómetros, se subirá la Collada de Toses (1ª) de inicio pero luego habrá descenso continuado hasta la meta, con una pequeña cota de 3ª categoría de por medio. Etapa para una fuga o para una llegada masiva.