El jugador del Sevilla André Silva celebra con sus compañeros el gol anotado contra el Valladolid.
El jugador del Sevilla André Silva celebra con sus compañeros el gol anotado contra el Valladolid. / efe
Publicidad

El Sevilla se convirtió en el nuevo líder de LaLiga Santander después de imponerse ayer con mucho trabajo y por la mínima (1-0) al Valladolid, gracias a un tanto de André Silva, mientras que el Athletic Club se quedó en puestos de descenso tras su empate (1-1) ante el Getafe, en los partidos correspondientes a la decimotercera jornada liguera.

El equipo andaluz, que ya había ostentado la primera plaza del campeonato en octubre, volverá a saborear este privilegio al menos durante una semana tras hacer bueno el empate entre el FC Barcelona y el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano con un nuevo triunfo ante su público, aunque su rival apretó hasta el final.

Los de Pablo Machín necesitaban su quinta victoria seguida en el Sánchez-Pizjuán para alcanzar el liderato, pero los de Sergio González no se lo pusieron nada fácil y con sus señas de identidad de esta campaña colapsaron el ataque de los locales, que apenas inquietaron a Masip.

Ocasiones

Sin embargo, el Sevilla no desaprovechó una de las pocas ocasiones que tuvo en estos primeros 45 minutos y André Silva cabeceó su octavo gol liguero tras un preciso centro de Pablo Sarabia para desatascar el encuentro y dar paso a una segunda mitad más entretenida porque el Valladolid se asomó más hacia la portería de Vaclik.

Así, el colegiado Del Cerro Grande anuló un gol a Enes Unal por fuera de juego posicional de Toni Villa, que podía estorbar la visión del guardameta, y el equipo vallisoletano se fue estirando en busca del empate, mientras que los sevillistas no aprovechaban sus opciones para tener tranquilidad.

Al final, Vaclik se erigió en protagonista con dos intervenciones ante Verde y Unal para asegurar los tres puntos y el liderato y dejar sin premio a un Valladolid que acumuló su cuarta jornada sin ganar, pero que sigue en zona media.

En el otro partido disputado el domingo, el Athletic Club y el Getafe empataron a un gol en San Mamés, resultado que agrava el mal momento de los de Eduardo Berizzo que caen a los puestos de descenso a LaLiga Santander. El equipo rojiblanco quiso ponerle más ímpetu desde el principio y dominó el encuentro, aunque los de José Bordalás apelaron a su habitual solidez y controlaron las acometidas locales de los ‘leones’.