Sevilla-Barcelona: el Rey busca su doblete

El Barça, con la Liga a tiro de un triunfo, quiere ganar su cuarta Copa seguida y la trigésima de su historia en 114 ediciones • El Sevilla espera cortar su mala racha y vengarse de la final de 2016 para asegurarse entrar en Europa

22
El Barça llega a la final para terminar de superar la dura eliminación en Champions ante la Roma, mientras que el Sevilla lleva un mes sin lograr una victoria. / EFE
El Barça llega a la final para terminar de superar la dura eliminación en Champions ante la Roma, mientras que el Sevilla lleva un mes sin lograr una victoria. / EFE
Publicidad

Sevilla y FC Barcelona disputarán esta noche en el Wanda Metropolitano (21.30 horas/La1) la 114ª final de la Copa del Rey, a la que el equipo andaluz se presenta como último obstáculo para el doblete del club azulgrana y donde ambos partirán con sus respectivos equipos de gala para revivir el apasionante duelo de hace dos años en el Vicente Calderón.

Azulgranas e hispalenses llegan al momento cumbre de la temporada en situaciones similares, con el notable asegurado y en busca del sobresaliente. El Barça es virtual campeón de la Liga Santander, donde solo necesita una victoria en cinco jornadas, y el Sevilla brilló en la Liga de Campeones llegando a cuartos de final y ahora quiere poner el broche de un título a otra temporada encomiable.

El ‘Rey de Copas’, ganador de las tres últimas de forma consecutiva, tiene además el aliciente de alcanzar la cifra redonda de 30 trofeos en su competición predilecta, y para ello confía en haber superado el enorme golpe que supuso su eliminación europea en Roma. Ya dio el primer paso ganando al Valencia (2-1) y los suplentes solventaron la siguiente papeleta ante el Celta (2-2).

En Vigo, Ernesto Valverde dio descanso a casi todo su equipo titular. Messi solo jugó la última media hora y otras piezas importantes como Luis Suárez, Iniesta, Piqué, Jordi Alba o Samuel Umtiti ni siquiera llegaron a saltar al campo, igual que los mermados Sergio Busquets e Ivan Rakitic.

Los dos centrocampistas, titulares indiscutibles para el ‘Txingurri’, han recuperado sus respectivos problemas físicos y también serán titulares esta noche, por lo que el Barça llegará con toda su artillería a punto. Con diez jugadores prácticamente fijos en las alineaciones durante toda la temporada —salvo el cambio de portero habitual en la Copa—, parece que será Coutinho, cada vez más afinado, quien complete el once en detrimento de Paulinho u Ousmane Dembélé, que anotó en Balaídos su primer tanto en Liga.

Tras eliminar a Murcia, Celta, Espanyol y Valencia, el Barcelona, que solo ha perdido cuatro partidos en toda la temporada —los dos de Supercopa de España, un duelo copero con el Espanyol y la trágica goleada en Roma— quiere imponer su favoritismo, aunque llega avisado por el peligro del Sevilla en sus dos precedentes ligueros de esta temporada.

En el duelo de ida, en el Camp Nou tuvo que salir al rescate Paco Alcácer con un doblete (2-1), mientras que en el de vuelta fue Messi quien se encargó de conservar la imbatibilidad de un Barça que perdía por 2-0 en el minuto 87 y que marcó dos goles en menos de un minuto en el Pizjuán.

Dos Sevillas diferentes

También fue muy emocionante la final de Copa de hace dos años, en la que hubo que llegar a la prórroga, donde marcaron Jordi Alba y Neymar (2-0). Salvo el delantero brasileño, el Barça mantiene la columna vertebral de aquel equipo, no así el Sevilla, donde presumiblemente solo repetirán alineación respecto a aquel día Escudero y Banega.

El equipo entrenado por Vincenzo Montella atraviesa un mal momento y lleva más de un mes sin ganar, concretamente desde su histórica noche en Old Trafford (1-2). En la Liga encadena seis jornadas sin triunfo y ha caído a la séptima posición, por lo que ganar esta Copa es su camino más rápido para asegurar su presencia en la próxima Liga Europa y vivir un plácido final de curso.

Tras el empate del martes en A Coruña, el técnico italiano concentró a sus pupilos en Marbella para evitar ‘distracciones’ con la Feria de Abril sevillana y centrar todas las energías en conquistar la sexta Copa en la historia del club y primera desde 2010, cuando superó en la final al Atlético de Madrid (2-0) con goles de Diego Capel y Jesús Navas, único superviviente de aquel precedente.

Más fútbol que política

Montella parece tener el equipo bastante claro, con una columna formada por David Soria en la portería, Gabriel Mercado y Clément Lenglet en el centro de la zaga, Éver Banega como ‘cerebro’ y canalizador del juego y Franco Vázquez, Pablo Sarabia y Joaquín Correa en la línea de tres cuartos. Su única duda parece estar en punta de ataque, donde Luis Muriel parece tener algo de ventaja sobre Wissam Ben Yedder.

Unos 3.200 efectivos velarán por la seguridad en la primera final en la historia del Wanda Metropolitano, que se estrena en estas lides como aperitivo a la final de Liga de Campeones que acogerá en 2019. Hay más de 600 periodistas acreditados y más de 150 países recibirán la señal de un partido donde el fútbol quiere volver a imponerse a la política.

POSIBLES ALINEACIONES

SEVILLA: David Soria,; Navas, Mercado, Lenglet, Escudero; N’Zonzi, Banega; Franco Vázquez, Sarabia, Correa; y Muriel.

FC BARCELONA: Cillessen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba; Busquets, Rakitic, Iniesta, Coutinho; Messi y Suárez.

ÁRBITRO: Gil Manzano (Comité extremeño).

ESTADIO: Wanda Metropolitano.

HORA: 21.30/La1.