Saúl cumple al ralentí

Un gol del ilicitano tras fallar un penalti da al Atlético el triunfo (1-0) en un derbi rácano que le mantiene en la lucha por la Liga • Simeone reserva esfuerzos para la visita a la Juventus

24
Saúl (izq) celebra con Correa el único gol en la mínima victoria del Atlético de Madrid ante el Leganés.
Saúl (izq) celebra con Correa el único gol en la mínima victoria del Atlético de Madrid ante el Leganés. / E.P.
Publicidad

El Atlético de Madrid gastó los mínimos recursos para superar al Leganés (1-0) en la antesala de su visita a la Juventus de Turín, un triunfo pobre, con su habitual argumentario, que le sirvió para llevarse un derbi rácano y sin emoción para seguir en la pelea por el título de Liga tras la jornada 27.

El equipo del Cholo tuvo la mente en Turín durante los 90 minutos. El envite fue lineal, casi sin ocasiones y resuelto con un gol de Saúl en el rechazo de un penalti al comienzo de la segunda mitad. Ahí encontró el Atleti un arreón y dos ocasiones, pero su esfuerzo no dio para más. La gasolina se guardó para la Juve.

El Lega ayudó a que el plan de los colchoneros se cumpliese. Los pepineros, lejos de su versión más aguerrida en Butarque, perdieron el ‘punch’ de otras ocasiones y apenas crearon peligro en la portería de Oblak. Dos tiros a puerta en todo el partido y los dos los detuvo el esloveno sin complicaciones.

El primer aviso lo envió Griezmann, pero ni tan siquiera llevó el ‘uy’ a la grada de un Metropolitano que se divirtió más acordándose de la eliminación del vecino en la Copa de Europa que con el partido de sus muchachos. Giménez remató de cabeza y Thomas, con un lanzamiento desde fuera del área, fue todo el bagaje ofensivo de los rojiblancos en la primera mitad.

Sin emoción tras la siesta

Sin peligro, sin cuestionar la pobre propuesta de su rival y sin la intención de sacar a la tarde de la modorra postsiesta. Así trascurrió el partido. Pellegrino intentó dar más mordiente a los suyos tras el descanso, pero el Atleti le copió la estrategia y ahí nació el único gol del encuentro. Un penalti discutido de Omeruo sobre Correa bastó para que los puntos se quedaran en el Metropolitano.

Con Griezmann en el banquillo tras el descanso, Saúl se hizo dueño del balón y marcó tras la parada de Lunin. El ucraniano fue el mejor de los pepineros, sobre todo con una parada a Lemar minutos después. Una estirada que impidió el segundo en la mismísima escuadra. Acto seguido, Thomas la estrelló en el larguero.

Cinco minutos de ocasiones y ya, porque la última media hora brindó muy poco al espectador. La victoria estaba en la buchaca para los de Simeone, más que contentos por haber derrotado a un rival rocoso, haber salido indemnes a tantas bajas (Godín, Koke, Filipe, Lucas y Diego Costa) y por haber dado descanso a muchos otros: Juanfran o Morata, entre ellos.

El Atleti certificó su quinta victoria consecutiva —todas ellas sin recibir goles— y enfoca el catalejo hacia Turín. Allí espera Cristiano Ronaldo y sus ganas por seguir con vida en Europa. La ventaja son dos goles. Todo el curso pasa por el Juventus Stadium el martes. La temporada es mantener el sueño de jugar la final en el Metropolitano.

ATLÉTICO DE MADRID 1-0 LEGANÉS

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Arias, Savic, Giménez, Solano (Saúl, min.46); Correa, Thomas, Rodrigo, Vitolo; Griezmann (Lemar, min.46) y Kalinic (Juanfran, min.72).

LEGANÉS: Lunin; Nyom (Arnáiz, min.76), Tarín, Diego Reyes, Omeruo, Kravets; Vesga, Rubén Pérez, Eraso (Carrillo, min.71); En Nesyri y Braithwaite (El Zhar, min.71).

GOL

1-0, min.50, Saúl.

ÁRBITRO: Mateu Lahoz (C.Valenciano). Amonestó con tarjeta amarilla a Giménez (min.14) y Lemar (min.53) en el Atlético de Madrid y a Braithwaite (min.15) en el Leganés.

ESTADIO: Wanda Metropolitano. 58.321 espectadores.

OBSERVACIONES: Los jugadores del Leganés saltaron al terreno de juego con el nombre de sus madres en las camisetas celebrando el Día Internacional de la Mujer.